Wednesday, October 09, 2013

Ética Nicomaquea a Francis.


El verdadero discípulo es el que supera al maestro. (A.)
                                      Todo vice dios es siempre ateo.  (B.)

20 comments:

Martín Venegas said...

Primera tarea para Francis: leer el siguiente fragmento de Aristóteles.
"Y puesto que la Política hace un uso de las demás ciencias y establece, además, qué debe hacerse y qué se debe evitar, el fin de esta ciencia debe comprender los fines de las demás, de tal modo que su fin consistirá en el bien supremo del hombre" (Ética I, 2).

Segunda tarea para Francis: entender el mismo fragmento, pero aristotélicamente.

Buscar la definición de perfección said...

"la vida de estos hombres no necesita del placer como una añadidura, sino que tiene el placer en sí misma"

Martín Venegas said...

Desde hace algunos meses he estado escuchando el podcast History of philosophy without any gaps, que promete revisar toda la historia de la filosofía sin dejar vacíos. Justo hoy me tocó escuchar el primero de 18 capítulos dedicados a Aristóteles. Me dio risa que, tras hablar de Alejandro Magno como uno de los alumnos más importantes de Aristóteles, Peter Adamson dijera:

"This just goes to show you what you can accomplish if you have the right philosophy teacher. Of course, I'm not Aristotle, so listening to this podcast will not necessarily enable you to conquer the known world and beyond, but if you stick with me for enough episodes, you might be ready to attack a small town" (7:20).
Una traducción:
"Alejandro Magno demuestra todo lo que puedes lograr si tienes el profesor de filosofía adecuado. Claramente, yo no soy Aristóteles, por lo que escuchar este podcast no te preparará necesariamente para conquistar todo el mundo conocido y más, aunque si sigues una cantidad suficiente de episodios, podrías quedar listo para atacar un pueblo pequeño".

Los amigos de Mac pueden suscribirse al podcast en iTunes y descargar los episodios directamente en su iPod, iPhone o iPad. Porque leer está bien, pero a veces la vista se cansa. En esos casos, el aprendizaje auditivo de los podcast puede ser una solución. Al respecto, recordemos lo que dijo Aristóteles al comienzo de su Metafísica:

"Inteligentes, si bien no aprenden, son aquellos [animales] que no pueden percibir sonidos (por ejemplo, la abeja y cualquier otro género de animales semejante, si es que los hay); aprenden por su parte, cuantos tienen, además de memoria, esta clase de sensación" (980b).

Benjamín Villa said...

todo político corrupto (en general, cualquier político, ya que todos pueden bajar a la corrupción) debería por lo menos entender el libro cuatro de la ética nicomaquea y/o (preferentemente y)el capitulo cuarto de el libro nueve.

Sofía Pinedo said...

Hasta ahora Aristóteles se había convertido en un verdadero guía sobre lo que era el actuar humano, pero ya sé que alguien lo criticó, o sea, alguien no le encontraba la razón a las cosas que planteaba. Que extraño, porque las frases que más me resuenan de todas las exposiciones que llevamos de su libro "Ética a Nicómaco" son: "¡verdad!", "tiene razón", "suele pasar", entre otras. No le había encontrado mayor defecto (más que su forma de escribir, tediosa, enredada y estructurada/maquinada), de hecho me sentía bastante a gusto e identificada con las propuestas que hacía. Ahora me topo con Francis, otro multiquehacerista (vicebarón, pensador, filósofo,político, escritor y abogado) que también escribió sobre ética, política, ciencia, derecho e historia, pero contradiciendo lo más posible a Aristóteles. Al señor Francis yo le diría:
Encuentre su punto medio, porque la crítica debe ser constructiva y no destructiva, la lógica ya fue creada y llegar a la verdad no es solo mediante el actuar de la razón, si no a través de la completa utilización del cuerpo (Es meramente mi recomendación, sacada de la lectura de los libros de la Ética)

¿Cuál frase le dedicaría a algún político? mejor le dedico algo a la política en general: Salir de la incontinencia, no hay que ser disolutos, es mejor ver lo amplio del camino que lo que uno quiere, analizar con perspectiva es beneficioso, es mejor actuar con continencia (Libro 7: anexo de las virtudes)

Romina Yacometti said...

Si hay alguien que definitivamente no leyó ni tuvo menor conocimiento sobre los pensamientos aristotélicos fue Losif Stalin, o mejor conocido como José Stalin, el gran dictador ruso desde 1922 hasta 1952.
Este personaje debió mientras se encargaba de industrializar y desarrollar Rusia con gastos sociales y pérdidas humanas gigantes, abrir “Ética Nico maquea”, la gran guía para desarrollar virtudes y así ser un hombre completo e íntegro para manejar su Unión Soviética.
Está claro que debió haberse leído desde el libro I hasta el X varias veces, ya que se encontraba bastante lejos de este punto medio, el equilibrio, o simplemente la razón con un poco de compasión.
Le recomendaría un gran énfasis en el libro VIII de “la amistad”, sé que puede sonar básico a alguien que se le debe enseñar todo, pero la amistad resulta para Aristóteles la mejor forma del amor; y es el amor que mueve cada acción.
Le hablaría de Lev Davidovich, o mejor conocido, León Trotski; su compañero que lo acompañó y generó revolución junto a él para lograr el triunfo y más adelante ganarse el poder junto a Lenin; pero esta historia no tuvo un final feliz gracias a que a Stalin jamás le explicaron los diferentes tipos de amistad existentes.
Trotski y Stalin vivieron una amistad por interés, ya que ambos se unieron buscando un beneficio del otro, apoyo y estrategias para lograr revolución; pero una vez que lograron llegar al poder Stalin se encargó de adueñarse de él y deshacerse de Trotski ya que no le “servía” de ninguna forma e incluso pensaba que podía conspirar contra él; al acabar con el beneficio que Trotski le daba, lo exilio y lo termino matando.
Tal vez toda la historia de la Unión Soviética hubiera ido distinta si Stalin hubiera leído “Etica Nicomaquea”, o tal vez no, hay gente necia.

Fran Varas said...

Tarea del día para los candidatos a presidentes chilenos:
Deben realizar una lectura profunda y concentrada del libro “Ética nicomaquéa” el libro cuarto, que trata de las “virtudes éticas”.
Quizás, con esta tarea, al fin puedan aprender algo sobre la modestia, mansedumbre, liberalidad, magnificencia. Pero de no ser así no se preocupen, porque habrán aprendido nuevos y potentes insultos que podrán utilizar para sus siguientes “debates” y “discursos”.
Es que los de derecha son unos necios o los de izquierda unos negligentes, bla bla. En fin para rellenar los silencios con palabras, ustedes son los maestros.

Cristóbal Calaf y Matías Zañartu said...

A todos los políticos corruptos, en especial a Francis:
Deberían leer por lo menos toda la ética nicomaquea un par de veces, así la gente los odiaría menos y tendrían mas credibilidad en sus campañas. Nosotros les recomendamos hacer gran énfasis en los capítulos que se refieran a la ética y la justicia ( libro 4 y 5). Si todos ustedes aprenden a contenerse y así no llegar a los extremos de la corrupción podrán alcanzar la medianía en sus acciones, lo que los volverá liberales ( y tal vez magníficos y hasta magnánimos). Al aplicar estas generosas virtudes en sociedad lograran hallar justicia, y junto con esta dejaran atrás la corrupción que mancha sus trajes. la injusticia es es por definición la ausencia de justicia, y si esta preciada virtud no esta presente en sus ideas, estas estarán faltas de medianía, y que la inexistencia de una virtud primordial es la máxima expresión de su desbalance ético/moral.

Anonymous said...

La política en general está muy sucia y corrompida, no puedo escoger a uno específicamente para darle mis recomendaciones, por esto creo que todos debiesen aprender un poco de Aristóteles, ser un poco más equilibrados y lógicos. Creo que todos los políticos debiesen aprender que el ser humanos es un ser social, que nos necesitamos los unos a los otros para poder alcanzar la felicidad, escuchar al otro y trabajar en equipo, para esto les recomiendo leer el capítulo I y III de la ética a Nicómaco. Falta liberalidad en la política, personas honestas y correctas que den al resto y no busquen sus propios intereses, no más lucro… Sería bueno que le dieran una lectura al capítulo IV. Si todos los políticos y no solo los políticos, todas las personas leyesen la ética Nico maquea y la aplicaran, el mundo sería un mejor lugar para vivir, más justo, equilibrado y sabio, un mundo más virtuoso. Como hace falta en la política un capo como Aristóteles, alguien que posta la tenga clara.
Rosario Battaglia

Anonymous said...

No soy capaz de elegir un político a quién criticar y recomendarle el libro, puesto que no se tanto del tema y no conozco a ninguno tan profundamente como para emitir un juicio. Decidí entonces elegir a un personaje fuera de este ámbito.
Mi querido Saul Goodman fue el elegido. Antes de realizar mi comentario sobre él me gustaria aclarar que lo que diré en las próximas líneas no influye de ninguna manera en el aprecio que le tengo.
En el libro IV de "ética a Nicómaco" se define la liberalidad como el uso correcto y honesto del dinero. Ante esto, y lamento decirlo, Saul no puede ser clasificado como una persona liberal, mucho menos magnífica o magnánima. Pero hombres como él son necesarios para que el negocio funcione, así que no le diré que lea a Aristóteles (un favor a Walt).
Isidora Fuchs

Anonymous said...

Estimado Señor Político Corrupto:

Lamento decirle a usted que ha caído en el detestable grado de la disolución, bastante cercano a la bestialidad, es decir, la condición de ser un animal. ¿Se da cuenta usted de lo que ha hecho con su vida? ¿Entiende que significa que uno de los más grandes filósofos de la historia lo califique como alguien que está en los límites de lo humano?
Si aún le queda algo de cerebro pensante y se comienza a sentir arrepentido, ¡Felicitaciones! Ya no es usted un disoluto casi animal, sino un simple incontinente. Esto significa: usted tiene cura.
Para más información acerca de como salvar su dignidad y su vida, remítase a la Ética Nicomáquea.
Saludos,

Francisco Bernedo

P.D.: Pienso que podrían interesarle especialmente los libros 4 y 7, en los que va a ver mas detalles de su deprimente estado, y como mejorarlo.

Joaquin Cruz said...

Mi comentario puede aplicarse a la gran mayoría por no decir a la totalidad, de los políticos actuales en Chile.
Yo o mejor dicho Aristóteles los considera personas que no son sabias, prudentes, ni siquiera virtuosas, lo que conlleva a ser personas las cuales no pueden alcanzar la felicidad. Digo esto porque por mucho de que hablen de buenos actos, acciones, proyectos que beneficiaran a todos, etc.; generalmente todo queda en las palabras, en el aire sumado a que cuando se logra algún buen fin de manera “accidental” de nada sirve ya que el camino por el cual se tiene que llegar a ese fin es igual de importante que el fin mismo.
Personalmente creo que la política chilena, no digo mundial por que a lo mejor tan solo a lo mejor existan algunas excepciones en otros países, no es aristotélica es más, es todo un desastre un desorden.
Según mi apreciación nuestros políticos deberían leerse completamente la ética nicomaquea, pero ya volviendo a la realidad mejor que ni lo intenten dudo mucho de que logren entender lo que Aristóteles quiere enseñar.

Gabriela Hernández said...

En el libro sobre la felicidad, Aristóteles dice “el máximo bien en la política”, claramente Aristóteles no se imaginó como seria la política hoy en día, porque ciertamente si lo hubiera sabido habría cambiado de parecer, quizás la política es un bien supremo pero lo políticos claramente no los son, la mayoría son ambiciosos,¿ que vendría siendo una falta de modestia?.
Bueno el punto es que le recomendaría el libro de la ética a Nicómaco a la mayoría de los políticos del país y del mundo, porque si el bien supremo es la política en la que vivimos, no me imagino cual vendría siendo el mal…
Mi definitiva nominada a la falta de ética es Cristina Fernández, se podría decir que es una mujer truhán, no clasifica ni en la política conmutativa ni en la distributiva, solo en la “auto distributiva”, tiene un exceso de recibir y una falta de dar.
Creo que a la actual presidenta de argentina le vendría bien leerse todos los libros, pero el que sin falta le recomendaría es el de la justicia y las injusticias.
A simple vista Cristina Fernández ni siquiera es incontinente por cólera (que se arrepiente) de literalmente robar dinero en argentina, si tiene una virtud vendría siendo la de la constancia, pero de robar…
"Carmen"

Gabriela Hernández said...

corrección: "el máximo bien es la política"

Anonymous said...

Candidatos a la presidencia de nuestro país:
Deben realizar de forma urgente una lectura de la ética nicomáquea, especialmente de los libros IV y IX. Deben entender que la única manera de ser o parecer mas correctos en su forma de actuar es a través de la magnificencia.
Además recuerden, que la gente que es mala por dentro no puede aspirar a grandes cosas ya que creen merecer mas beneficios de los que realmente les corresponden.
Si luego de haber entendido esto siguen hablando de igual manera en sus "discursos" y "debates" seré el primero en llamarlos necios e incontinentes.

Ignacio Paci

Anonymous said...

Estimado Raimundo:

¡Qué horror! Quién diría que la política en el siglo XXI está tan desvirtuada y desprovista de toda mesura. No puedo sino escandalizarme al leer lo que me cuentas del tal señor Parisi y su hermano Antonino; que falta de continencia presentan estos tipos. Si tan solo hojearan parte del libro que me escribió mi padre, serían capaces de encontrar el equilibrio que se necesita para alcanzar la verdadera felicidad. Se hace imperante rescatar la amistad honesta que alguna vez caracterizó al hombre, pero ya te estaría adelantando el libro octavo así que te dejaré seguir en paz.

Se hace tarde en Macedonia, llueve copiosamente sobre el Egeo.

Νικόμαχος

PB:

Catalina Spuhr said...

Política. Rama de la moral plenamente repudiada por la mayoría de la sociedad chilena, pero ¿de qué nos las damos chilenos? cuándo hoy en día todos nos creemos políticos, actuamos como políticos y vivimos como políticos por muy detestable que parezca (como políticos bestiales, naturalmente). Dejemos de mentirnos y de creernos ajenos a la política, cuándo esta está impregnada en nuestros modos de razonar desde hace bastante tiempo ya, cuándo a un tal Ἀριστοτέλης descaradamente se le mete en la cabeza un pensamiento que podrá ser aplicado hasta unos 25 siglos después, ¿sinvergüenza no? En fin, la ética nicomaquea debe ser recomendada a toda la sociedad chilena, sin excepciones, recibiendo claramente la mayor dosis los inútiles futuros representantes de nuestra nación. A estos últimos optaría por dejarles de yapa el libro V, para que tengan el privilegio de ver en unas cuantas páginas todo lo que los políticos chilenos han escogido ignorar. Como consejo a ellos les diría que releyeran todas aquellas palabras que no les resulten conocidas dentro de su lenguaje, tales como: “trato igual a los iguales y trato igual a los desiguales”, “redistribución de cargas y ventajas según necesidades” y “bien ajeno”. Aristoteli, Aastotail, Aristote o como le plazca decirse, háganos el favor de hacerle justicia a su nombre y lograr que esta sociedad chilena efectivamente tenga el mejor final.
Señorita Evelyn, si me acerco y le digo que el lucro no se atribuye a ningún vicio sino específicamente a la injusticia, considérese criticada por el mismísimo Aristóteles, ¿Qué me dice?

Joaquín Jara said...

Tener el conocimiento de las consecuencias al realizar una acción. No saber defender las ideas y usar las armas, o mas bien, la fuerza. Cada vez que veo algo de política solo veo gente que hace sus "jugadas"y me doy cuenta que las dos frasesdichas anteriormente están claramente ahí y que forman gran parte de sus discursos.
Si quisiesen mejorar como personas y políticos deberían leer el libro VII de la ética nicomaquea

Joaquín Jara said...

Tener el conocimiento de las consecuencias al realizar una acción. No saber defender las ideas y usar las armas, o mas bien, la fuerza. Cada vez que veo algo de política solo veo gente que hace sus "jugadas"y me doy cuenta que las dos frasesdichas anteriormente están claramente ahí y que forman gran parte de sus discursos.
Si quisiesen mejorar como personas y políticos deberían leer el libro VII de la ética nicomaquea

Catalina Spuhr said...

Me he visto en la obligación de invadir la entrada de Aristóteles para hablar de algo que mucha relación no tiene con este, pero a falta de más entradas resulta un motivo de fuerza mayor. Esta semana me ha llamado mucho la atención el cuadro que está colgado en nuestra sala/casa/refugio, del cual desconozco completamente: nombre, autor, época, propósito. La manera en que el mentón de la madre se cohesiona con el de la hija en un perfecto desliz, el contraste entre ojos cansados de la vida y otros asustados del porvenir, el contorno del cabello de la niña y esa mano que se asoma detrás de la blusa de la mujer. Creo que los detalles son los que lograron que esa obra llamara mi atención y me cautivara en cierto modo, simplezas como estas son las que me hacen creer un poco en un arte más simple, pero lindo a fin de cuentas.