Monday, June 13, 2016

ob vió.



                                                  ¿Qué es lo usted ha visto?
                                        ...ahora soy Marco...

23 comments:

Fiorella Battaglia said...

"El Aleph" de Jorge Luis Borges puede ser perfectamente como un "Ciudades Invisibles" de Italo Calvino. El aleph es un punto del espacio que une todos los puntos. Es como ver, al mismo tiempo el mar, Italia, Argentina, el desierto, la nieve, etc. Ve, en resumen, todo el universo. En ciudades Invisibles se habla de diferentes ciudades inventadas e imaginadas, que se pueden ver ubicadas y juntas en el atlas del Gran Kan. Estas pueden corresponder a todas, a ni una y a cualquier ciudad del mundo.
Ambos atemporales. Ambos invisibles.

Benjamín Troncoso Cornejo M. B. said...

Dos escritores cuyo parecido estilístico aparece de una forma muy forzada. No se puede decir que leer a Calvino se sienta igual que leer a Borges, como no se puede decir que ver el color celeste sea lo mismo que ver el verde oscuro. Salvo en 'Las Ciudades Invisibles', Italo no guarda ninguna semejanza con Borges. E incluso este libro dista de la obra de su amigo. Para encontrar en él a Borges, hay que escoger alguna obra de este que sea adecuada para comenzar a subrayar semejanzas. Voy por 'El Libro de los Seres Imaginarios', porque ambos libros son una lista de algún elemento que represente en conjunto a la cultura. Es cierto que Calvino inventó sus ciudades, pero de forma meditada, con el objetivo de condensar en cada una algún aspecto del ser humano. Borges seleccionó seres ya existentes de diferentes culturas, mitologías y leyendas locales que reflejaran también algo de la humanidad. ¿qué mejor que las leyendas para entender la cultura de un pueblos? El chupacabras declara la importancia de la vida rural en ciertos sectores. Incluir a Kafka y a su animal soñado es una forma más de ponerlo en manifiesto y también su kafkianismo. Tiene algo de canguro y su cola se escapa cuando él intenta tocarla, como si el animal tratara de adiestrarlo.

Los dos autores buscaron su forma ideal de reflejar el mundo y a la humanidad. Las ciudades son como personas, con caminos que las conectan y dejan a sus ciudadanos moverse entre ellas y compartir su cultura (como en las polis griegas); y la gente se parece a sus mitos y a sus leyendas, porque son una forma de reflejar sus nececidades, anecdotas locales, filosofía, cultura, conciencia colectiva, et caetera...

Trinidad Gatica said...

¿Qué veo? Veo a dos ensayistas, poetas, novelistas, pero no solo eso, sino que veo a dos grandes personas, que hacen de nosotros, a través de sus libros, unas mejores personas.
Gracias a su sensibilidad como escritores, nos hacen tomar conciencia de lo que nos rodea, haciéndonos sentir, tal como ellos lo hicieron a lo largo de su viaje. Los dos se conectaron, a pesar de estar distanciados: se complementan por medio de sus escrituras, teniendo en común su manera directa de hablarnos.
Yo puedo ver a dos grandes sabios, profesores y padres, que nos demuestran que debemos apoyarnos de los demás y que es necesario destacar las cosas buenas de los otros, para poder también resaltar.

Unknown said...

Yo veo a Borges y Clavino sentados en una sala, tomando lo que parece ser té. Calvino se ve un tanto alegre y Borges, pensativo

Andres Contreras said...

No podría expresar lo que tienen Calvino y Borges en común o de diferentes, ya que no he leído o suficiente ni de uno ni del otro (una novela no muy larga del primero y algunos cuentos breves del segundo) pero tratare de expresar lo que veo de ellos. Italo es un fiel representante de la literatura italiana, y esta a la vez se traspasó a la cultura latinoamericana (especialmente en la Argentina), de la que Borges es exponente. Cuando veo a Calvino con Borges, veo la conexión entre dos culturas y la herencia que una tiene sobre la otra, y, ademas, esa mezcla cultural característica de América Latina.

Andrés Contreras

Nicole Bravo Fritz said...

“Lo mejor de mi vida la dediqué a los libros de otros, no a los míos” escribe Calvino, y como dice el traductor de varios de sus libros Carlos Gumpert, cito: “Tengo la convicción de que Calvino ha sido el mejor de los discípulos de Borges, una especie de versión corregida y aumentada del espíritu del gran autor argentino, al que supo añadir si acaso el rumor de fondo de su tiempo, que Borges prefería esquivar. Como todo buen discípulo, supo ser infiel a su maestro para ser él mismo.”
Todo buen escritor necesita una gota de inspiración para crear una obra que trascienda, Italo Calvino a través de la multiplicidad contenida en sus textos tiene una estrecha relación con narraciones anteriores a su tiempo de otro escritor argentino, Jorge Luis Borges. Mediante el perfecto manejo del lenguaje tanto Borges como Calvino logran llevarnos de un sentimiento a otro o de un lugar a otro sin que darnos cuenta, en cada obra escrita han jugado con nuestras mentes y han transformado la literatura en algo más que simples palabras.

María Ignacia Silva Delfino said...

La verdad, es un tanto complejo establecer algún tipo de semejanza o diferencia entre Borges y Calvino, ya que ambos representan al parecer estilos bastante diferentes. Digo al parecer porque no he leído mucho de ambos y creo que quedan diversos elementos por descubrir, pero algo interesante de analizar sería la fantasía que ambos reflejan en sus relatos, algo que podríamos evidenciar en el libro "El caballero inexistente" de Ítalo Calvino, donde refleja de manera fantasiosa la dualidad entre lo existente e inexistente, abarcando múltiples temas, siendo una obra bastante completa que analiza el ser de la humanidad. Por otra parte, Borges también se caracteriza por la multiplicidad de sus textos, ya que abarca diversos asuntos, estableciendo diferentes conexiones entre ellos.

Victoria de la Maza said...

Aunque mi conocimiento de Ítalo Calvino no es muy extenso y de Borges es casi inexistente,aún así puedo reconocer a dos figuras importantes de la literatura del siglo XX. Ambos usaron la fantasía para mostrarnos nuevos mundos (como Clavino con "Las ciudades invisibles" y Borges con "El aleph") que nos abrían las puertas a sus mentes y a nuevos modos de pensar. Calvino usó la fantasía para representar la realidad actual de la época,y Borges para escapar de ella. Veo a dos escritores con pensamientos iguales a como ellos llegaron a una verdadera experiencia literaria.Donde ambos admitieron haber llegado no a través de la escritura de sus propias obras, sino que al leer los libros de otros.Veo a dos hombres que lucharon con la mentalidad autoritaria de su época.Veo a dos hombres que se vieron inspirados por el otro en distintas formas. Con Borges influenciado por la cultura italiana que impactó Argentina, y Calvino inspirado por la poética de Borgues.

Matías Echeverría said...

A simple vista creo que la relacion entre Calvino y Borges se encuentra en la busqueda de un universo literario que abarque al todo, o mejor dicho, un todo minusculo que abarque al universo. Pero comprenderá, profesor, que mi trabajo es tan solo anotar palabras y oraciones que suenen adecuadas (más bien para mi, ignoro si es así para otros), luego otorgarles un significado, reordenarlas y pretender que es aquello lo que yo quería dar a entender en primera instancia.
En el Aleph, Argentino intenta escribir un poema, el cual registre todos los fenomenos y elementos, ojetos, que reciden en la tierra. Borges crea a este personaje y se le adelanta, creando un concepto que abarca a todos estos elementos, pero no parcialmente, no desde las observaciones, sino que desde cada elemento en si mismo. En este sentido Borges y Calvino apuntan en la misma dirección.

Rosita vial aguirre said...

Que e visto? O que no e visto aún?, no e visto quién es Borges , ¿como es el como persona? ¿De dónde viene?, tampoco cómo son su propios relatos pero, si e visto como participa maravillosamente en relatos de otro autores dándonos a entender un poco más a estos, por ejemplo en esos está el que está junto a él en la fotografía, llamado Italo Calvino escritor de muchas buenas obras que también me falta mucho por ver, ya que solo e leído un libro con él y cada libro de el puedes conocerlo mejor. Entre ellos dos son muy diferentes en muchos ámbitos pero se parecen en que los dos escriben atravez de otros autores

Catalina Mandiola said...

Cuando se es el autor del todo, es posible relacionarse con diversos autores en la única dimensión que podemos considerar certera, las palabras.

Francisca Mella said...

Veo a dos grandes personas compartiendo un café, se me hace conmovedor ver esta foto,ya que me hace pensar en lo qué estaran hablando y por eso mismo me intriga leer sus libro y saber mas de ellos, ya que ahora mi conocimiento sobre Borges es escasa pero sobre calvino eh leido solo un libro llamado El barón rampante, este se destaca por

Cuando dos personas comparten un café y solo un café significa que hay una relacion muy intima. En esta foto se refleja una conversación de dos personas que se admiran mutuamente, esto me provoca conmoción,ya que me hace pensar en lo que estarán hablando, por eso mismo me intriga leer sus libro y saber mas de ellos, debido a que ahora mi conocimiento sobre Borges es escasa pero sobre Calvino es mas amplia después de haberme leido El barón rampante, el cuál se destaca por ser un relato de fantasía que pareciera ser muy sencillo de poco contenido, pero la verdad esque en el se encuentra un alto contenido social, busca tener una opinión sobre las personas y el mundo sin despreciar los pensamientos opuestos a los suyos.
Esta imagen la puedo relacionar perfectamente con el libro, ya que simple vista esta imagen muestra una situación cotidiana y al verla por primera vez no provoca mayores sentimientos, pero si uno analiza se puede dar cuenta que probablemente sus conversaciones contenían un mundo lleno de ideas.

Valentina Isabel said...

Hay imágenes tan poderosas que una simple contemplación es suficiente para elevarlas a lo más alto.

Valentina Isabel said...

Mas si las palabras deben acompañarla- sin pretender ser el rey de Babilonia- le contaré una historia. Se encuentran en una habitación un Borges, un Calvino y un chileno, tiene usted en su mano una pistola con una bala y debe dispararle a alguien. Es indispensable que elimine al chileno, por lo que se dispara a si mismo, dándole a los escritores la ocasión propicia para encontrarse. Dos almas gemelas, espejo una de otra, rápidas, creadoras de imágenes nítidas y poderosas, precisas, mirandose a los ojos. Almas inspiradoras una de otra, que al escribir sobre lo que consideraban ideal, escribian sobre el otro, y al escribir idealmente, escribian como el otro, convirtiendo al universo y cada parte de él la voz de su escritura.

Clemente Sáez Fischer said...

¿Qué semejanzas podemos atribuirle a Calvino con respecto a Borges? Pues, si bien es cierto que Borges pertenece aun a mi lista de acknowledge, siento ser aun así capaz, sin pretender dármelas de señorita Butler, de señalar una semejanza entre ambos. Con respecto a Calvino me siento seguro al atribuirle una narrativa exótica, encabezando con esta un nuevo movimiento literario, demostrando experticia en el arte de la fragmentación narrativa. En cuanto a la relación que estos aspectos guardan con Borges puedo decir que, con su naturaleza multicultural, logra cautivar al lector, como si fuese un turista, entregándole un universo enriquecido con una naturaleza exótica cual relato calvinista.

Francisca Mella said...

Omitan el primer párrafo.

Gabriel Alvarez M. said...

Si bien mis lecturas de Borges y Calvino han sido pocas y breves, algunas nociones me han entregado de ambos. Sé que la clave de Calvino está en su precisión: la calidad sobre la cantidad. Para él, cada palabra tiene un propósito y debe ser pensada con cuidado, pues éstas pueden pueden y han albergar más de un mundo.
Su silencio es la clave...su vida, pasar desapercibido. Su nombre no está en las grandes listas de autores europeos, tampoco hizo best-sellers...lo importante para él era sólo era escribir y escribir como lector, se nota en su lenguaje su amor a la literatura, su dedicación.
Calvino, el escritor desapercibido, sin embargo, era leído por un famoso: Jorge Luis Borges. El bonaerense, aunque bastante distinto en escritura a Calvino, pero con el mismo amor por las letras, gustaba leer los escritos de éste. Ambos escribieron del otro su fascinación, el uno inspirado en el otro, el otro admirado del uno.
¿Qué veo en la imagen? Dos hombres que, aunque geniales y llenos de significado, no dejan de ser humanos, y que, más que escritores, son ambos lectores. En 1984, Borges pasaba el rato con unos amigos en un hotel sevillano, cuando de pronto llegaron Ítalo Calvino con su mujer argentina “Chichita”. Ésta se puso a hablarle al ciego mientras Calvino se mantenía en silencio y a distancia, como solía. Chichita le susurró al argentino que Ítalo también estaba allí, pero el perceptivo Borges, sin sorprenderse, dijo altivo: “Lo he reconocido por su silencio.”
Un escritor invisible sólo es visible a los ojos de un lector ciego y perceptivo.

Augusto Llull K. said...

Se me es imposible decir que Italo Calvino tiene algo en común con el señor Jorge Luis Borges, puesto que Borges no sería capaz de usurpar una obra literaria a otro autor, es más, todo lo publicado bajo el nombre de Italo Calvino es perteneciente al señor Borges. Italo Calvino, pertenece a la gran lista de personas que han asaltado a Borges, por esto, no me gustaría hablar sobre él, pero en este momento me veo obligado a pensar que Calvino no tiene nada que ver con el robo de maravillosas obras literarias perdidas, en autor y tiempo, del señor Borges; todo esto para tener una mirada "objetiva" de su comparación (la cual no existe).

Calvino y Borges tienen muchas cosas en común, una de ellas es que los dos autores son considerados vanguardistas, esto, porque los dos tienen una forma innovadora y peculiar de escribir para la época en la que publicaron sus obras, además, los dos son escritores euro-latinoamericanos. Para finalizar, tengo que decir que para llegar a un mejor análisis de esta comparación se me es necesario leer algún libro de Borges, estoy interesado en leer un libro de él, pero cuando tenga un nivel más avanzado de lectura. Cabe destacar que el botón que dice "I`m not a robot" es muy interesante.

Maite Tupper said...

Simplemente veo a Calvino Y Borges tomando cafe. ¿Cómo se que son ellos? Porque lo dijeron en clases. ¿Puede leer algo más de esta fotografia? Poco, ya que Borges es un total desconocido (a pesar de verle la cara 3 veces por semana) y Calvino es un medio-desconocido ya que solo conosco de él a su medio Visconde.

Rafael Quiroga said...

Las diferencias entre Borges y Calvino son gigantes , yo creo , no tengo grandes lecturas sobre los dos autores pero más de un acercamiento con ellos. Sin desprestigiar a Calvino creo que la supremacía está en Borges."El viejo" es capaz de generar cosas en frases tan simples o fragmentos tan cortos , poemas , cuentos ,etc. Por ejemplo en "El otro, el mismo" el poema al hijo es sin duda espectacular ganando por knockout a cualquier novela. Pero siento que no hay que tener una competencia entre estos dos autores aunque Borges pase a ser gengis kan , hay que disfrutarlo a cada uno por sus diferentes estilos y no viendo quièn es mejr , porque el hoy fugaz es tenue y es eterno. (El instante)

Martín Valenzuela said...

De lo muy poco que se acerca de estos dos personajes y tomando en cuenta alguno de los comentarios de mis compañeros coincido con algunos en que Borges esta un peldaño mas arriba. En el ámbito escolar, el hecho de que el argentino este al final de nuestra lista de lectura, me hace pensar que para poder leer sus textos y poemas es necesario tener un mayor baraje en algunos aspectos de lectura, es por eso que en mi opinión lo que hemos leído hasta el momento a sido un camino, que ya esta terminando y del cual Italo Calvino es parte, para poder disfrutar a Borges.

Anonymous said...

Calvino se impresiona y escribe sobre una gotita, a Borges póngale el mar, un primer amor. MN

Anonymous said...

"¡Pero, che!" Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena.