Tuesday, May 05, 2015

TED años de Soledad


Inspira a leer a
Gabriel José de la Concordia García Márquez

15 comments:

Aileen Filsecker said...

¿Qué hace Don Quijote en Macondo? Pues exactamente lo mismo que hizo en algún lugar de la Mancha. Por siempre condenado a la eterna rueda continua que lo obliga a repetir una y otra vez la misma historia del héroe frustrado que lucha por conseguir algo que no se da en el mundo: la Justicia. Ya terminadas sus peripecias en "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", lo encontramos nuevamente, igual de loco e ingenuo, en "Cien Años de Soledad". ¿Y de quien es la culpa? ¿Quién condena al pobre Alonzo Quijano? Bien podría tragarse de Cide Hamete Benegelli, Melquíades, o quien sabe, Merlin... Los invito a perderse en esta espectacular pirueta metaficcional y buscar, junto a los Aurelianos, al codiciado Santo Grial. "¡(...) porque nadie a podido, vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza al ristre, todo corazón! ". PD: Rabelais pasó por aquí... junto a otros mil.

Daniel Carvallo said...

No sé si todos conocen la historia de América-latina, pero yo si, y lo que me hizo este libro fue darme cuenta de que todo se podría resumir en solo cien años, y no solo eso, sino que seguir, ir mas allá y arriesgarse a ver el qué pasara, qué nos pasara a nosotros los malditos sudacas si seguimos igual. Agarrándome de la historia de las clases sociales y viendo la evolución de éstas, me doy cuenta de que en todos los países vecinos ha ocurrido algo similar, algo que nos ha marcado últimamente como el patio trasero de los gringos, como "las tierras para explotar", y es en Macondo donde García Márquez se arriesga a darnos una visión futura de lo que podría ocurrir si seguimos la misma linea. Entonces los invito a leer el libro para darnos cuenta de nuestra realidad y formar parte de una comunidad más unida.

Matías Silva said...

La familia juega un rol fundamental en la formación de la personalidad del individuo. Pero en cien años de soledad es el único determinante de las características de los personajes, no dejando espacio a la función propia del individuo. Pero, ¿quienes son estos familiares? Una paternidad que comienza con un macho alfa, un ejemplo de la sociedad de Macondo, una madre que funciona como eje familiar, hermanos que se complementan. Pero a lo largo de las generaciones, tal como lo dijo Melquiades las relaciones fueron sufriendo un claro deterioro hasta llegar a la despreciable cola de chancho y así al final de esta familia

Isidora Grez said...

"Creo que las mujeres se encargan de sostener el mundo en vilo para que no se desbarate, mientras los hombres empujan la historia. Al final, uno se pregunta cuál de las dos cosas es la menos sensata" ggm.

Ya pasada los cien años, Úrsula recién se permite detener un momento su vida, ver cómo está con ella misma y con los demás. Es en esta última etapa donde para, donde se cuestiona si realmente ha valido la pena tanto sufrimiento, tanto sacrificio y tanto dolor que le ha causado una familia viciosa, de actitudes repetitivas y que es parte de una rueda que no para de girar. Es la representación de una actitud que el mismo Márquez rechaza, ella es símbolo de la constante latinoamericana de asumir roles que nos determinan, muchas veces marcando el rumbo de nuestras vidas sin querer que éstas se desarollen exactamente de esa manera. Úrsula rechaza su destino, lo detesta y se pregunta si estamos todos condenados a tener vidas miserables, independiente de lo que nos toque. No alcanza a vivir para ser testigo de la mujer que responde a su pregunta, esa mujer que elimina los miedos, que rompe los pilares, que hace derrumbar la historia y que acaba finalmente con tantos, tantos y tantos años de profunda soledad.

Llull Kerrigan said...

Llull Kerrigan:
Muchos dicen que el estilo que utilizó Gabriel José de la Concordia García Márquez en Cien años de Soledad es muy particular, otros pocos, que se parece al de William Faulkner, pero solo el locutor Fernando Marcos fue capaz de enunciar de que ese estilo se lo había copiado a Juan Rulfo, lo cual Gabriel García afirmó, años después.
Yo, por mi parte, hoy, planteo que le robó el estilo al escritor mexicano, y que además de ladrón, fue un mal agradecio, ya que, luego de haber elogiado a Faulkner todo su vida, lo único que dijo de Rulfo, luego de evadir el tema incontables veces, fue en una oración que le hurtó a otro autor.

Cata Fuchs said...

En el teatro existe este concepto llamado ‘la cuarta pared’, este hace referencia a que el escenario, además de tener tres paredes físicas que delimitan el espacio en el cual se lleva a cabo la obra, tiene una pared imaginaria que separa a los actores del público. Este concepto es aplicable además a lo que se pueda ver en televisión, como series y películas, y a cómics. Ocurre también que en obras se ‘rompe’ la cuarta pared, cuando un actor/personaje se dirige al espectador y causa una reacción en este. Algunos ejemplos de esto ocurren comúnmente en programas animados infantiles, como Dora la Exploradora, y también en series actuales, como House of Cards.
Para mi, los libros si tienen un tipo de cuarta pared, la cual separa al lector de lo que va ocurriendo en el relato (impide que participe en la acción) y hasta el momento no he encontrado ningún libro que rompa esta pared. Lo que si puede pasar es que la pared se vea ‘adelgazada’ y que el lector casi logre ser partícipe del relato, pudiendo imaginarse y sentir lo que se está narrando en la historia.
Este es el caso de Cien años de soledad, que por diversas razones (su lenguaje, el constante ‘plagio’ a todo y el ser latinoamericano) se logra un efecto en el lector que quise llamar como 4D simplemente por una similitud que tiene con el cine 4D. En esta obra uno logra imaginarse muchas, utilizando recuerdos que uno ha incorporado gracias a nuestros cinco sentidos.

Felipe Lorca said...

La Familia es como una cadena,¿Por que le doy importancia a la familia? Simple se debe a
El diario de Jonathan una serie que me a marcado en mi vida tiene una frase "La familia siempre sera la familia" en Cien años este concepto esta tan presente que un hermano esta dispuesto a ir en contra del pelotón de fusilamiento para salvar a su hermano, Aureliano esta dispuesto a enfrentarse a sus amigos para defender a su familia.
La familia puede tener diferencias si pero siempre vuelve en si como una cadena.

Sofia Bao said...
This comment has been removed by the author.
Sofia Bao said...

Borges expone la teoría de Nietzsche sobre el Eterno Retorno como aquella que genera "la lucidez atroz de un insomnio". La familia Buendía no tiene descanso por la infinita condena que los lleva a repetir las mismas historias e incluso los mismos "errores", generando un ciclo que no "acaba de acabarse jamás".
¿Qué es lo que diferencia mi vida en familia a la de los Buendía? Fácil (de decir): no creo ser el reflejo de nadie, pero al parecer los demás sí. Predicen mis características y suelo estar en la "obligación" de amoldarme a sus expectativas. Para los Aurelianos o Arcadios es prácticamente imposible romper este molde. Tan pronto nacen se sabe como se van a comportar en la vida.
Claro, tendré mi propia esencia, pero aún así tengo similitudes con mis familiares.
¿Será, entonces, muy injusto definir tan tajantemente a los personajes como repeticiones, siendo que cada quien es recordado a su manera?
Me parece que si

Ignacia Cancino said...

¿Tantos años de soledad? ¿Es esta una simple hiperbolización? ¿Qué hay detrás de cada exageración que crea García Márquez? De lo real nos vamos a lo increíble, a lo casi imposible. Hay una distorción tan grande de lo que acostumbramos a ver que perdemos proporción de lo real.
Este autor, de cierta manera, nos muestra rasgos de su propia realidad e infancia pero a la vez de una manera muy aumentada, tal como si miraramos las cosas a traves de una lupa. Quiere que reflexionemos sobre lo que acostumbramos a ver como cotidiano, invitándonos a salir de la estructura monótona que llevamos.
La obra es una completa hipérbole, en todo sentido, la cual refleja un mundo de ficción en el que todo es posible, dejándonos al misterio de hasta qué punto son reales las cosas.

catalina grez said...

¿Es la peste del insomnio la enfermedad propia de latinoamérica?
Si indagamos un poco sobre el alzheimer podemos encontrar 7 etapas que describirían esta horrible enfermedad. Estas mismas 7 etapas, de la enfermedad real, se ven reflejadas en el libro 100 años de soledad en la famosa peste del insomnio.
Además buscando un poco más podemos afirmar que el alzheimer vendría siendo la enfermedad mas común en latinoamérica gracias a la alta cantidad de problemas cardiovasculares por ejemplo, es decir, que podríamos definir a Gabriel García como un visionario mas que como un escritor que escribe sobre la historia de nuestra lationamérica.
Me quise enfocar en este punto porque quizás, aunque lo mas probable es que ni el sabia, García Márquez nos quería hacer una advertencia sobre lo que se nos viene.

RECOMENDACIÓN: comience a etiquetar sus cosas.

Matias Sanchez said...

la globalizacion en 100 años de soledad, se muestra al pasar de la novela, cuando comienzan a suceder una serie de acontecimientos que van afectando, drasticamente, la historia. la llegada de alguna persona, tecnología, o cultura, van trayendo problemas al pueblo de Macondo, acarreando la falta de humanidad, el poco respeto sobre la gente y el lugar, siendo lo mismo que pasa en la realidad latinoamericana, que los pueblos indígenas van desapareciendo de a poco, y perdiendo su esencia y cultura por esta interconectividad.
"Lo que preocupa es que la globlalizacion este produciendo países ricos con personas pobres" (Joseph E. Stiglitz)

Paula Alcalde de la Rosa said...

De todas las parodias y críticas implícitas de Gabriel García Márquez en 100 años de soledad, creo que la más importante es que los personajes finalmente son héroes desechos, algo ridículos, parodiados y rotos por el tiempo y la soledad, son héroes latinoamericanos, son como una familia digna de apellidarse De la Mancha igual que como se apellidan Buendía, y sobre todo amarrados a nosotros y a nuestro inconsciente colectivos con tal fuerza, que pueden ser llamados héroes paródicos y no paródicos igualmente; lo paródico solo los hace más heroicos en nuestra tierra y nuestro tiempo.

Sofía Pinedo said...

Que gran familia la que reside en Macondo y como hasta el día de hoy sigue dando vueltas.
¿100 años de soledad? se convirtieron más que nada en una compañía, imposible olvidar cada lectura, de cada persona. Un debate político, una manifestación religiosa, los dioses y diosas, entre otro. Gracias García Márquez.

Anonymous said...

Ureta Soublette:
La Biblia latinoamericana, no cualquiera por cierto. Después de una segunda leída a One Hundred years of Solitude pude descubrir y notar tras leves comentarios dentro de la clase que habían varias coincidencias misteriosas entre la Santa Biblia y Macondo. Entre ellos podemos encontrar temas familiares y de descendencia, viajes a tierras desconocidas, apariencias de la creación, lideres de pueblos milenarios, plagas por miles, pecados que se llevan en la sangre, lluvias incesantes, mujeres que ascienden y apocalipsis de determinadas zonas. En general hay de todo un poco, tanto para disfrutar como para descubrir, pero desde varias miradas también hay cosas que se leen dos veces, y en este caso no es el mismo libro...