Thursday, March 06, 2008

bien leídos bien venidos


Juramento Modificado de Hipócrates hacia la lectura`



"JURO POR APOLO médico y lector por Asclepio y por Higía y por Panacea y todos los dioses y diosas que leen y seguirán leyendo, poniéndoles por testigos, que cumpliré, según mi capacidad y mi criterio, este juramento y declaración escrita:

TRATARÉ al que me haya enseñado este arte como a mis progenitores, y compartiré mi vida con él, y le haré partícipe, si me lo pide, y de todo cuanto le fuere necesario, y consideraré a sus descendientes como a hermanos varones, y les enseñaré este arte, si desean aprenderlo, sin remuneración ni contrato aparte del compartir los libros.
Y HARÉ partícipes de los preceptos y de las lecciones orales y de todo otro medio de aprendizaje no sólo a mis hijos, sino también a los de quien me haya enseñado y a los discípulos inscritos y ligados por juramento según la norma lectora, pero a nadie más que a los interesados.
Y ME SERVIRÉ, según mi capacidad y mi criterio, del régimen que tienda al beneficio de los enfermos no lectores, pero me abstendré de cuanto lleve consigo perjuicio o afán de dañar.
Y NO DARÉ ninguna droga ni libro letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré un tal uso, y del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo o lecturas que les duelan, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente.
Y NO CASTRARÉ ni siquiera (por tallar) a los calculosos, antes bien, dejaré esta actividad a los artesanos de ella.
Y CADA VEZ QUE entre en una casa, no lo haré sino para bien de los enfermos que no leen, absteniéndome de mala acción o corrupción voluntaria referida a los textos.

Y SI EN MI PRÁCTICA de lectura, o aun fuera de ella, viviese u oyere, con respeto a la vida de otros hombres, algo que jamás deba ser revelado al exterior, me callaré considerando como secreto todo lo de este tipo. Así pues, si observo este juramento sin quebrantarlo, séame dado gozar de mi vida y de mi arte y ser honrado para siempre entre los hombres; más, si lo quebranto y cometo perjurio, sucédame lo contrario".

2 comments:

Paulita said...

Con todos los dioses y diosas como mis testigos, solemnemente declaro que cumpliré, en la medida de lo posible y dentro de los límites humanos, este juramento y declaración escrita, incluso si a estas alturas me encuentro más bien en el principio del fin.

Nuevamente, quisiera informarle que me tomo la libertad de invadir su clase, profesor.

Martín said...

El texto parece broma de comercial juvenil sobre el carrete o la cerveza, sólo que refiriéndose a los libros. «...les enseñaré este arte, si desean aprenderlo, sin remuneración ni contrato aparte del compartir mi Cristal».

No sé por qué habría que difundir los libros, una necesidad inventada más, como la educación (creo que se hace para tener con quién hablar sobre ellos). Tampoco sé por qué habría que salvar vidas, como hacen los médicos (¿para tener con quién hablar de cualquier cosa?). Sé muy poco, debo leer más.