Wednesday, August 05, 2015

A reader!, a reader!, my class for a reader!!


16 comments:

Isidora Grez said...
This comment has been removed by the author.
Isidora Grez said...

Tal como un pobre joven príncipe señaló en algún momento sobre otro personaje, Ricardo finalmente muere, pero su muerte no pudo conquistar a ese conquistador puesto que él vive aún por su gloria, aunque no por su vida. Menciono esto porque seguimos recordando y leyendo a ese tal Gloster a quien por no alcanzarle las facultades para ser protagonista de su historia y vida, opta por el antagonismo facilitado por su tan malformada y repugnante apariencia. Y ese villano, ese antihéroe que intenta ser parte de una historia que no le pertenece, solamente nosotros los lectores podemos llegar a entenderlo y quizás hasta admirarlo, puesto que moraliza con palabras de doble sentido a todo quien lo rodea, e incluso propone su propia historia tan articuladamente que nos hace creer que efectivamente saldrá ganador en esa lucha de vanidades. Si bien esto no sucede, ya en la mitad de la trama somos testigos de eternos parlamentos actuados, fingidos y forzados que se llevan a cabo entre testigos conocedores de ese intensionado plan, con el único fin de hacer creer al resto de los presentes en la escena que lo que dicen es realmente lo que sienten. Esta victimización ocurre así tal cual cuando se nos muestran a los actores del docudrama intentando convecernos de que verdaderamente conocían a sus personajes y entendían, por lo tanto, el sentido y la esencia Shakespeariana de la obra. Éste último punto no lo pongo en duda, más bien me parece interesante destacar que lo que se nos mostró en esos minutos de película es justamente lo que Al Pacino quería que comprendiéramos, acerca de lo que cualquier lector debería hacer al enfrentarse a un libro distinto y a la literatura en general: sensibilizarse para aprender a leer nuevamente, no simplemente pasando los ojos por encima de las letras, sin lograr extraer ni reconocer en ellas aspectos valiosos sobre el mundo en general que nos hagan ser justamente parte y conscientes de la vida con el otro ("J").

José Pablo Alamos Valenzuela said...

aunque no lo parezca, para mucha gente Ricardo tercero es una obra difícil de entender, quisa sea por la cantidad de personajes, entornos e intenciones que se entremezclan en ella o, simplemente, por que es una muy buena obra.Sea cual sea el caso, lo cierto es que si no fuese por esta adaptación radio teatral hubiese tenido que leer el texto por lo menos tres veces. gracias a esta interpretación logre un acercamiento velos y eficiente a la obra puesto que ya conocía las voces y personalidades de sus personajes "mas importantes" y, por supuesto, como actuaban y se desenvolvían (en terminos generales al menos).
Por todo lo anterior recomiendo a todo interesado en conocer esta gran obra, el dedicarle esa media hora a esta notable carta de precentacion de lo que es Ricardo tercero.






Sofia Bao said...
This comment has been removed by the author.
Sofia Bao said...

"El significado de Ricardo es 'Rey Poderoso' y se define como un "hombre temperamental , muy exigente en sus obligaciones pero, a la vez, cuando ha cumplido estas , suele ser bastante agradable."

Perfecto. Primero que nada: ¡JÁ! ¿En qué mundo Gloster podría si quiera relacionarse con la palabra "agradable"? Quizás cínico encaja más, junto con admirable tal vez. "Admirablemente cínico". Todos saben que es un descarado, pero aún así caen frente a sus dulces palabras y supuesto cariño. Lady Anne con las demás tendrán un talento innato en "insultos creativos" frente a este "rey poderoso", ¡aplaudo eso!, pero ¿dónde dejan esa actitud dominante? ¿Cómo se dejan influir por alguien conocidamente cruel? Quisiera decir, sin ánimo de ofender, que se pasan de pavas, pero me atrevo a comentar que son las palabras de Ricardo III las que efectivamente destacan en cada "round". Al menos sabe cómo cumplir sus metas (¿u obligaciones?)
Entonces, la definición tal vez si calza. "Una vez que cumple (sus obligaciones), suele ser bastante agradable".
Claro... A penas "cumple" con alguna muerte se vuelve agradable en palabras y dulce en voz, generando un circulo que solo se detiene cuando su corazón se atormenta hasta más no poder.

Aileen Filsecker said...

Leer Ricardo III sin preguntarse por los misterios de Inglaterra es simplemente un intento. ¿De qué sirve leer parcialmente un texto sin saborear la historia escondida? O pasar los ojos por encima del pobre Rutland sin saber que fue de él. Leer a Shakespeare sin sentimiento es como ver un punto fijo sin saber en qué se está pensando realmente. Nos quedamos suspendidos en medio de los diálogos sin percatar la hipocresía, la ironía, el interés, la inocencia, voluntades meramente humanas que debieran ser comprendidas por todo corazón de verdad. ¿Por qué la gente no lee a Shakespeare y sin embargo todos sabemos quién es? Es otro misterio más, el único que a Shakespeare no le corresponde responder. La única razón que se me viene a la mente es, me atrevo a decir, que la sociedad actual es tan falta de vocabulario que sus sentimientos y pensamientos se simplificaron al grado más práctico posible, lo suficiente para comunicarse, desechando todo romanticismo, toda condecoración innecesaria a las palabras.

Cristina Corvalan said...

¿Como pudo Shakespeare construir un personaje tan perfectamente malvado que calzara con la historia de Ricardo III?
Algo de verdad debe haber en esto,dado que esta historia concuerda exactamente con lo que paso en el contexto de la guerra de las dos rosas, pero adaptado al idioma Shakespeare que significa intensificar la realidad conocida para darle énfasis a cada característica del relato,lo que apreciamos por ejemplo en el aspecto de Ricardo que no era jorobado, sino que era "desprovisto de todo encanto por la pérfida naturaleza" y esa razón superficial lo lleva a destruir a toda su familia por la pura envidía de no ser como ellos y así quedarse con el trono (a mi gusto poco probable pero muy coincidente con la historia) .Por lo que jugando con cualquier contexto Shakespeare logra inventar algo increíble.
Si además le añadimos el juego con las maldiciones y juramentos ya más típico del bardo podemos decir que es una ficción total, pero tan cautivante por la manera en que cada personaje articula las frases, que de alguna forma nos hace creer la historia de "el hombre mas malo" cumpliendo su objetivo de encarnar en una personaje alguna actitud que nos quiera presentar, pero haciéndola creible para que nos lleguemos a cuestionar hasta que punto es real

Matías Silva said...

La verdad es que en un comienzo sin el do durara creado por Al Pacino lo mas probable es que me haya quedado en la enredada verborrea creada por Shakespeare. Pero el autor en su grabación nos muestra otra mirada, nos invita a interiorizarnos en los personajes, saber que piensan, que sienten, sus reacciones. Recién cuando logremos esto vamos a poder entender la magnitud del plan de Ricardo tercero, un personaje perfectamente malvado. Ricardo tercero podríamos decir que es el mejor lector de William Shakespeare, ya que nadie conoce con mayor exactitud al resto de los personajes. Pero no solo logra engañarlos a ellos, sino que también nos engaña a varios lectores, haciéndonos creer por varios pasajes del texto que no era tan malo como lo creían. De hecho podría decir que hasta termine simpatizando con el rey, si después de todo nadie tiene la culpa de haber nacido tan feo..

José Pablo Alamos Valenzuela said...

Reitero mi opinión previamente planteada: Ricardo tercero es una obra difícil de leer. Pero debo aclarar que no lo es ni por su trama ni por el contexto histórico en el que se desarrolla, lo es por el lenguaje en el que esta escrito. Lógicamente no me refiero al ingles como tal, sino que a el de Shakespeare, osea, un ingles antiguo y (para peor) completamente formal debido al coracter nobiliario de los personaje, lo cual no esta mal, pero dificulta seriamente la lectura para una persona "normal" de nuestro siglo.
esto no significa que solo por el hecho de ser antiguo un libro este destinado a ser leído solo por grupos reducidos y específicos de personas. Tenemos, por ejemplo, el caso de "Don quijote de la mancha" que pese a ser de comienzos del siglo 17 es una lectura esencial hasta el día de hoy. Pues bien la diferencia entre este y Ricardo tercero es muy simple: el hablar de el quijote(educado y siempre formal) se ve acompañado por un entorno popular y, por supuesto, por un Sancho Pansa que a base de refranes y comentarios despreocupados hace de la lectura mucho mas amigable, mientras que, otra parte, todos los personajes de Ricardo tercero hablan con estricta formalidad en todo momento, tanto es así que nuestros mas destacados políticos quedan como alpargatas al lado de un "campesino número 3" en cuanto a retorica se trata.
A lo que quiero llegar con todo lo anterior es que la intención de "looking for Richard" es muy noble, pero en vez de llamar la atención del publico mostrando a Al Pacino y al resto de los interpretes conversando y planeando la obra,se podría cumllir dicho objetivo de forma mas eficaz al dar paso a interpretaciones mas contemporáneas de este drama pese a que Al Pacino le resulten repugnantes.

Anonymous said...

"Mi necio corazón quedó cautivo de sus dulces frases" - Lady Ana

Sin duda alguna es la idea sobre la cual se escribe esta historia, para mí.
Ricardo trata de persuadir a todos con discursos elocuentes, despampanante, cómicos y convincentes, dignos de una figura política que conoce a la perfección cada artimaña necesaria para conseguir lo que desea. Más explícita no puede estar la explicación a esta frase, siendo Ana la persona que mejor ejemplifica este caso.
Ricardo mata a su padre y a su esposo y logra "conseguirla" igual. ¡¿Quién?! Nadie, creo yo, perdonaría eso. Nadie que no sea persuadido por Ricardo. Todos caímos bajo sus dulces palabras, y nuestro necio corazón quedó enredado en una obra maestra de Shakespeare.

Ignacio Mena

Mateo Glasinovic said...

¡Frágil mujer al fin, sin seso, imbécil y pronta a perdonar!”- Ricardo III
La película "Looking for Richard" dirigida por el gran actor-director italo-estadounidense Al Pacino, en mi opinión fue de gran ayuda para poder entender especificamente "Ricardo III" ya que, a lo largo de la cinta cinematográfica, Al Pacino va explicando los diferentes sucesos que iban pasando a lo largo de la obra en un idioma mas universal que el usado por el propio dramaturgo. Esto hace que el público se pueda encantar con la gran obra creada por Shakespeare, y se pueda interiorizar familiarizar con la obra, cosa que sin un gran amante de la literatura es dificil, ya que para leer la obra de william Shakespeare se requiere de una gran atención y mente abierta. Es por esto que los que no tenemos gran talento en la literatura (incluyendome), es fundamental ver esta pelicula porque despues comprendes de la importancia de la obra, y tambien te permite enfrentar las otras obras de Shakespeare de muy buena manera.

Mateo Glasinovic

Cristina Corvalan said...

"¡Que no turben nuestro ánimo sueños pueriles, pues la conciencia es una palabra para uso de cobardes, inventada en principio para sujetar a los fuertes!"
En esta frase se basa todo el plan de Ricardo, ya que al evadir su conciencia logra elevarse en poder por sobre todos los que lo ayudaron y así ganar el trono,pero aún así podemos ver que hasta el mas malo tiene su humanidad, y esta de alguna forma u otra lo hace dudar y terminar con su horrible misión.

María Jesús Pinochet said...

"Ha muerto Clarence? Revoqué la orden. - Dice el rey Eduardo a lo que Gloucester responde - Pero mató al infeliz vuestro primer decreto que un alado Mercurio hizo llega. (...)" En la muerte del pobre Clarence que fue mandada por el mismo Ricardo lll empiezan sus trucos para llegar al poder, y con la respuesta su respuesta le hecha la culpa al rey Eduardo. En síntesis esta parte del libro muestra como la manipulación del protagonista deja a todos los personajes que lo acompañan a lo largo de la obra como ingenuos, que se creen todas las mentiras y se culpan a ellos mismos por lo que Ricardo lll hace. Mostrando así, a Clarence como la primera víctima de su retorcido y exitoso plan para llegar al ponder.

Ignacia Cancino said...

Envidia es lo que me produce Ricardo III. ¿Quién no querría llegar al poder de ser rey con tal ingenioso plan que tenía tan bien preparado este personaje, y que su deformidad y fealdad no le impidan a llegar a su meta? Increíble es lo que crea Shakespeare al incluir a sus obras este gusto a magia con diferentes personajes como lo son aquí las especies de brujas como el caso de Margarita que da la profecía de que Ricardo los traicionará, dandole un sentido dramático a la obra adelantándonos el futuro. Pero en el desarrollo de esta, nadie se preocupa de culpar a Ricardo ni a juzgarlo ya que todos están ocupados culpándose unos contra otros.
Ricardo III es un monstruo tanto por fuera como por dentro, ya que su apariencia se complementa perfecto con su interior. En él encontramos características que nos muestran ambición, crueldad, intriga, venganza, etc., las cuales se ven tapadas por la imagen interesante y atractiva que muestra al resto este ingenioso asesino, persuadiendo a todos con inteligencia.

Alvaro Torres said...
This comment has been removed by the author.
Alvaro Torres said...

¡Que el gusano de la conciencia roa sin descanso en tu alma! ¡Que mientras vivas, tus amigos te sean sospechosos de traidores y tengas a los traidores más pérfidos por tus mejores amigos! ¡Que jamás cierre el sueño tus aviesos ojos, a no ser para que una horrorosa pesadilla te espante con un infierno de horrendos demonios! ¡Desfigurado por el espíritu del mal, aborto, cerdo, devastador, sellado al nacer para esclavo de la Naturaleza e hijo del Averno! ¡Oprobio del vientre pesado de tu madre! ¡Engendro aborrecido de los riñones de tu padre! ¡Andrajo del honor! ¡Te detesto! - Margarita

Ricardo III, una perfecta obra que trata sobre codicia, avaricia, traición y engaño. El personaje de Gloster, uno de los más malvados creado por Shakespeare, hace su camino al trono de la forma más vil posible. Destaco su forma de engañar a cuanta persona se interponga en su camino con su encanto y su hipocresía, pero compadezco a las victimas de su fría ambición. Pero toda acción maléfica trae su maldición. Aquí es donde aparece Margarita, para recordarle a Ricardo el horrible engendro que es, mientras lo maldice por sus pecados. Desde ese momento comienza la caída de Ricardo III. Ni siendo rey puede evitar su cruel destino. Una maldición que va hacer determinante en el transcurso de los hechos. Sus amigos se transforman en traidores y sus enemigos en sus más cercanos, y los fantasmas de las victimas de sus asesinatos lo atormentan en sus sueños. Esta maldición que persigue a Ricardo durante toda la obra es la que termina con acabarlo. Se puede decir, que tuvo su merecido.