Wednesday, March 12, 2014

que nos lleva a Spoon River

4 comments:

JosetoelgitanodedosdedoS said...

Cómo olvidar esa tarde del preu en la que un joven alumno puso "Limehouse Blues" en los parlantes de una sala de IV° Medio, y el profesor al llegar comenzó a tocar air guitar llamando al resto de los alumnos a formar la invisible banda.

Me gustaría escribir un mejor comentario después de tanto tiempo, but I couldn't possibly comment.

Anonymous said...

«Hay suicidios que son obras maestras». «Dijo que existían serpientes que se mordían la cola. Dijo que incluso había serpientes que se tragaban enteras y que si uno veía a una serpiente en el acto de autotragarse más valía salir corriendo pues al final siempre ocurría algo malo, como una explosión de la realidad».


y que no me diga, compadre, que no hay razón para vivir, como si no lo supiera, como si no supiese que usted lo sabe.

Anonymous said...

Y estos son, pues, los años venideros. Todo lo íbamos a resolver ahora. Teníamos la vida por delante. Lo mejor era no precipitarse.-

Y ahora lo que queda, son esos raros consuelos del oficio; "la literatura se hace suya, y le es fiel (o infiel, que mas da), y la reinterpreta y lo acompaña".

Pero Faulkner lo dijo claro.

Hay que hacerse responsable.

Nikki said...

Nada mejor que un buen jazz de Django Reinhardt, emprendedor de la música incluso además de guitarra tocaba el banjo y la guitarra eléctrica.
Tiene un gran talento ya que solo ocupaba los dos dedos de su mano izquierda para tocar la guitarra!
este es un ejemplo de que no hay que rendirse fácil, hay que superarse y siempre estar con la cabeza en alto.