Thursday, June 30, 2011

¿El Guerrero y la Cautiva o el Cautivo y la Guerrera?

¿Cuál es la historia? y ¿Cuál el espejo?
"Leves asincronías"

27 comments:

Sofía said...

Son leves anacronismos po pavo
leves levísimos

Grande Borges, un monumento una escuela de lectura

(las otras son las asimetrías, que como demuestran los hechos, no dejan mucho espacio entre el guerrero y su captura)

Julíán Perez. said...

Me encaaaanta: "A los dos los arrebató un ímpetu secreto, un ímpetu más hondo que la razón, y los dos[.yod.]acataron ese ímpetu."

Anonymous said...

La primera vez no entendi nada y
la segunda entendi:
El guerrero no fue traidor y la cautiva fue feliz.
No fue y fue, muy Borges o no?

Antonia S.

Anonymous said...

Cortázar citando a Saint-Exupéry!

Juan José Grez said...

"Mil trescientos años y el mar median entre el destino de la cautiva y el destino de Droctulft.(...)El anverso y el reverso de esta moneda son, para Dios, iguales."

El gran espejo representado en la historia. Contrastando la historia de un bárbaro que prefirió luchar por una ciudad a la cual iba a atacar en un principio y la historia de una inglesa que terminó completamente arraigada en la tierra, en su querida pampa.

Los dos cautivos de sus realidades, los dos guerreros en contra de sus pasados; tan solo un fin común, seguir ese ímpetu más hondo que la razón.

Más allá de esto, no pude dejar pasar un espejo algo más pequeño o menos llamativo. El bárbaro siente una excitación máxima al verse inmerso en algo desconocido, la ciudad y es ahí en donde encuentra su razón para luchar de manera férrea por tener la posibilidad de quedarse en esa ciudad. En cambio, la mujer de la Pampa, pasa de una realidad completamente acomodada a la vida difícil de Tierra Adentro.

El espejo que media entre de las situaciones desiguales en cada uno de los personajes se me hizo patente a medida que avance en la historia; un bárbaro que se deja llevar por los placeres de la Ciudad y una inglesa que se enamora de la tierra. La contraposición de las vidas pasadas con las que eligieron en el presente es increíble, se puede apreciar un profundo enamoramiento con la nueva realidad.

Goethe said...

Un Lince entre las hoJas.

NOCHE PROFUNDA
LINCEO
(El vigía, cantando desde la atalaya del palacio.) Nacido para
ver, encargado de observar, sujeto por juramento a la torre, el
mundo me encanta. Miro a lo lejos, veo en la cercanía la luna
y las estrellas, la selva y el venado.
Así, en todo percibo la
eterna belleza[...] Lo que visteis, ojos afortunados, sea lo que fuese, ¡era en
verdad tan bello...!
Veo surgir centelleantes
chispas a través de la doble noche de los tilos.
Cada vez más violento se aviva un incendio atizado por la corriente de aire.

Paula M said...

Realmente serán dos seres diferentes, en tiempos distintos?
o quizás puede que sea un único ente en dos tiempos históricos distintos?
en este cuento, si es bien analizado se puede ver claramente el juego de los espejos borgeanos.

loreto f said...

¿Por qué está tan presente en todo Borges este tema de los espejos: el traidor y el héroe, el valiente y el cobarde, la barbarie y la civilización (parece que Borges le ganó a Shakespiere pues él ES y NO ES al mismo tiempo)?
Esto del 2 en 1 es muy representativo del signo zodiacal GÉMINIS: "adaptables, valientes, rebeldes, pero románticos. INCONSTANTES (cambian de opinión muy rápido), no convencionales, libres, dan rienda suelta a sus impulsos, etc.
A mi todo esto me suena muy Borges, pero él era virgo...entonces ¿quién?
Era de esperarse que se apareciera denuevo Macedonio Fernández, un géminis, quien fue un muy buen amigo de Borges y quién lo recibió cuando vuelve a Buenos Aires de Europa en 1921.
Dentro de estas similitudes, Macedonio Fdez gusta mucho de Cervantes, por lo tanto del Quijote, y ¿quién es el Quijote? Un caballero y un hidalgo...Más espejos borgeanos.
Borges dijo alguna vez que ninguna persona lo había impresionado como Macedonio Fernandez. Al parecer también se dejo influenciar mucho por él...

Claudia De Goyeneche said...

Mi lectura, "que es no es la única ni la más correcta", se centrará en los ciclos dentro del cuento (y particularmente en la vuelta al origen). Por ejemplo el pasar de barbarie a civilización y luego, nuevamente, a barbarie o pasar de ser guerrero a cautivo y luego a guerrero otra vez.

Un ciclo sin fin.... eterno.

Josefina campos said...

¿Es acaso uno cautivo cuando decide hacer lo que quiere? o ¿estar donde uno decide? ... Porque en realidad ¿qué es la libertad? Era la cautiva libre de decidir su destino. Si la hacia feliz, ella ¿Era capaz de hacer su voluntad o lo que quisiese con su vida?... El guerrero era libre de decidir a quien defender, o que hacer, aun si esto iba en contra de sus creencias, ya que se encontraba cegado por una falta de conocimiento, pero de vuelta a la pregunta del principio ¿la libertad acaso nos hace traidores de nuestro propio origen?.
Borges nos muestra algo que vemos todos los días pero con ejemplos que se contrastan y son muy parecidos en un típico espejo, como parte de una visión distinta y una mirada que nos hace pensar que en realidad los traidores y los héroes tal vez no existen como nosotros creemos ...

Josefina Campos

Josefina Mc said...

A los nueve años tradujo del inglés El príncipe feliz... Bueno, me calza la idea de una mente creadora de espejos (admito que me cuesta)… No obstante hay algo que no deja de sorprenderme (en relación al esquema de Martín en clases)

Barbarie alemana --> Revena, Italia
"la india": inglesa --> Barbarie argentina


¿No será demasiado?

Becka. said...

mi lectura personal de este cuento de J.L Borges a groso modo es que ambos son cautivos y guerreros de su propio destino, tanto Droctulf, como la inglesa que después vive como india.Da igual los tiempos en tema de años, porque la vida al ser un circulo que nunca termina, puede que en dos o mas ocasiones es se haya vivido una situación similar.

Martín Cruzat Riquelme said...

Propongo ver este cuento desde el punto de vista en que el cautivo y la guerrera son tomados como parte de algo que va más allá del tiempo en que se sitúen, más allá de el lugar en donde se desarrolle cada historia, más allá del Borde.
"Los dos, ahora, son igualmente irrecuperables." Los dos son reflejo de características propias del hombre en su más simple expresión. Reflejo de el tener un lugar y de sobre-vivir frente a un medio hostil, y sobre-poniéndose a los escollos con los que puedan encontrarse, finalmente, logran ver esa luz, y en ese momento atemporal se encuentran el uno al otro, frente a frente, mirándose fijamente, con el ceño fruncido, frente a su espejo.
Pero hemos caído en creer que estas son en efecto, dos historias, con similitudes basándonos en que pasamos de civilización a barbarie y vice-versa, de intelectual ciudadano a bruto guerrero.
De que en (ambos) hubo una trans-formación. Pero puede que nos equivoquemos...

No serán acaso los dos componentes de un mismo ser?, parte de una misma cosa?, de un ciclo perpetuo, un circulo que corto en dos puntos la recta de nuestra historia (occidental)?

Borges quizás pretendía plantear un juego de espejos, o tal vez quería que nos diéramos cuenta de que al fin y al cabo, nos encontramos frente a un único ser, mirándose al espejo, sólo, sin ayer ni mañana... (Pero hoy lo vimos, no?)

Los invito a que "imaginemos, sub specie aeternitatis..."

Micaela said...

Propongo leer este cuento, desde el ángulo del conflicto de la Guerra de las Malvinas. Ya que Borges, se ve muy vinculado al tema, llegando a escribir también sobre este tema en el poema “Juan López y John Ward”, en el que logra sintetizar lo absurdo de los nacionalismos y de las guerras.

Al respecto, dijo Julian Barnes (novelista británico): Durante la guerra de Malvinas, (Borges) nos recordó que la obligación del escritor es decir la verdad más allá de la popularidad. Es lo que hizo con su comentario, brillante y sagaz, de que la guerra no era más que "dos pelados peleándose por un peine"

gabi said...

mi propuesta de lectura es leero como si ambos fueran la misma persona.
Más allá de los años y del tiempo en que cada personaje se encuentra,
droctulft y la cautiva,viven lo mismo y hacen lo mismo, deciden abandonar su cultura, la esencia de lo que son por algo que los intriga más, que es distinto a ellos. lo que a la larga hace que los dos sean traidores y héroes, personajes opuestos pero que representan a una persona

Baito said...

Con un elegante atraso.


Me gustaría cambiar la orientación del espejo que colocamos entre el guerrero y la cautiva. Más que un espejo cualquiera que muestra el reflejo de las dos situaciones me gustaría hablar de uno en particular. Sólo un espejo, que viajó por el mundo y se encontró en estas dos situaciones. Lo que quiero es teletransportar el Espejo de la Sabiduría de Oscar Wilde, y llevárselo a estos dos personajes.

Me imagino una pequeña iluminación. Un rayo de luz que salió quién sabe de dónde, pero que fugazmente se reflejo en el espejo y llamó la atención de Droctulft. Dio vuelta la cabeza y quizás, junto al espejo, vio algo. Y ese algo logró dominar los sentidos del bárbaro, para que luego se diera cuenta de que había más. Lo suficientemente cautivante como para darse vuelta (no sólo su cuerpo, sino también su “él”) y pelear contra los suyos. Quizás, fue todo culpa del Espejo.

Me imagino a la cautiva. Secuestrada, intentando escapar de diversas maneras y no encontrando cómo. Con miedo, encerrada en algún lugar que ni tú ni ella conocen. Lágrimas en los ojos, y quizás, sólo quizás una luz se reflejo en una lágrima y molestándola. Al levantar la cabeza ve un Espejo que reflejó la luz. Y junto al espejo, algo hay, lo suficientemente cautivante como para convencerla de que hay una razón para quedarse. De que no son solo indios salvajes con ceremonias de animales feos. Y ahí se quedó.

“No hay más dios que este Espejo, que es el Espejo de la Sabiduría. Todas las cosas del cielo y de la tierra las refleja, excepto el rostro de quien se mira en él. No lo refleja para que el que mire pueda ser sabio. Todos los demás espejos son espejos de la opinión. Sólo éste es el Espejo de la Sabiduría. Quienes poseen este Espejo, lo saben todo, y no hay nada oculto para ellos.”

Bao said...

HISTORY OF THE LANGOBARDS – Pablo el Diácono
(Historia Langobardorum)

Chapter XVIII.

When these things had been done in this way, king Authari approached the city of Brexillus (Brescello), situated on the bank of the Po, [1] to capture it. Thither duke Droctulft had fled from the Langobards and surrendering to the emperor's party, and being joined by his soldiers, resisted bravely the army of the Langobards. This man was descended from the race of Suavi (Suabians), that is, of the Alamanni, and had grown up among the Langobards, and because he was of an excellent figure, had acquired the honor of a dukedom, but when he found an occasion of avenging his captivity [2] he suddenly rose against the arms of the Langobards. The Langobards waged grievous wars against him and at length overcame him together with the soldiers he was aiding, and compelled him to withdraw to Ravenna. Brexillus was taken and its walls were levelled to the ground. After these things king Authari made peace for three years with the patrician Smaragdus,[3] who was then in authority at Ravenna.

[1] Twelve miles from Parma and on the Aemilian way (Hodgkin, V, 243).
[2] He had apparently been taken prisoner by the Imperial troops, and resented his lack of support by the other Langobard dukes, to whom he considered he owed his captivity (Hodgkin, V, 242).
[3] Smaragdus had been appointed in 585 to succeed the incapable Longinus (Hodgkin, V, 242). This treaty was made very shortly afterwards (Waitz).



Chapter XIX.

With the support of this Droctulft, of whom we have spoken, the soldiers of the Ravenna people often fought against the Langobards, and after a fleet was built, they drove out with his aid the Langobards who were holding the city of Classis. [1] And when he had filled the limit of life, they gave him an honorable sepulcher in front of the church of the holy martyr Vitalis, [2] and set forth his praises in the following epitaph:

Drocton lies buried within this tomb, but only in body,
For in his merits he lives, over the orb of the world.
First with the Langobards he dwelt, for by race and by nature
Sprung from Suavian stock, suave to all people was he.
Terrible to be seen was his face, though in heart he was kindly,
Long was the beard that grew down on his vigorous breast.
Loving the standards of Rome and the emblems of the republic,
Aid unto them he brought, crushing the power of his race.
Love unto us he bore, despising the claims of his kindred,
Deeming Ravenna his own fatherland, dear to his heart.
First of his valiant deeds was the glory of captured Brexillus.
There for a time he remained, dreadful to all of his foes.
Later when here his power brought aid to the Roman standards
First within his hands rested the banner of Christ.
Afterwards when Faroald withheld by treachery Classis,
"Fleet-town" [3] in hope to avenge, arms for the fleet he prepares,
Struggles in tiny ships on the flowing stream of Badrinus. [4]
Conquers and overcomes numberless Langobard [5] bands,
Vanquishes also in lands of the East the impetuous Avar,
Seeking to win for his lords victory's sovereign palm.
Often to them as a conq'ror, sustained by the aid of Vitalis,
Martyr and holy saint, honored with triumphs he came.
And in the fane of Vitalis he sought the repose of his body,
Pleased that this place should hold, after his death, his remains
When he died, he implored these things of the priest Joannes, [6]
By whose pious love he had returned to these lands. [7]

Martín said...

Desafío pedagógico: explicar el cuento a Funes, personaje tan memorioso que «no era muy capaz de pensar. Pensar es olvidar diferencias, es generalizar, abstraer. En el abarrotado mundo de Funes no había sino detalles, casi inmediatos». ¿Cómo hacerle ver la igualdad en la diferencia?

Martín said...

Una propuesta: cuando Borges imagina la mente de Dios se basa en la de Schopenhauer, «que acaso descifró el universo». Para ver como Dios, Borges ve como Schopenhauer.

Tomo un fragmento de El mundo como voluntad y representación: «Mientras que los individuos en los que se presenta son incontables y están en un constante devenir y perecer, la idea permanece inalterable, siendo ella una y la misma» (I, §30). Los cautivos y las guerreras son incontables, pero ante Dios conforman una misma idea. En el cuento de Borges, «acaso las historias que he referido son una historia. El anverso y el reverso de esta moneda son, para Dios, iguales».

Martín said...

La lectura de Martín Cruzat coincide con el idealismo de Schopenhauer: el mundo como la representación (los componentes) de una única voluntad (el mismo ser).

Ignacio said...

Mi lectura a pesar de ser muy simple me parece bastante importante. En "El Guerrero y La Cautiva" observo un espejo de laberintos, por un lado el laberinto de Droctful y por el otro el laberinto de la cautiva. Mi apreciación es que dentro de esos laberintos también hay otros, es decir, como llevan su vida cada uno de los protagonistas. Una propuesta no mu compleja, pero bastante profunda.

Benjamín González said...

Mi lectura personal se centrara en el hecho de que ambos personajes tengan una historia ambigua en la apreciación. En el caso del guerrero fue considerado traidor pero, ¿no hubiera sido considerado también traidor si dejaba de lado sus pensamientos e intenciones? o la cautiva ¿esta acaso ella privada de libertad o vive de la manera a la que ella le gusta?

Don Genaro I. said...

En este cuento queda en evidencia un elemento curioso (almenos para mi) de la narrativa de Borges, ya que Droctulf, quien abandona la barbarie para defender la civilisacion, cae muerto (en batalla probablemente), mientras que la inglesa cautiva, quien abandona la civilisacion para adoptar el modo de vida barbaro, alcansa la felicidad (o el "exito"). Esto tambien se ve en el cuento "Los dos Reyes y los dos Laberintos", en el cual el Rey de Babilonia (representando todo el esplendor de el ingenio humano) es derrotado por el mas humilde de los reyes de Arabia (podriamos decir que este rey representa a la barbarie...).
A mi juicio, es un elemento interesante, aunque no estoi seguro si este sea asi (barbarie vence a civilisacion) o sea como el elemento de que el que desafia siempre pierde.

Jiménez said...

A pesar de que me gusta
el número 23,
debo decir, que es
un barbarismo,
no saber escribir
civilización.

Riveaux said...

que son la india-inglesa y Droctulf,
ellos son sombras de sus pueblos.

Droctulf es un bárbaro lombardo que ataca Revena, pero los lombardos no son los bárbaros mas conocidos y Ravena es tan solo una reminiscencia de Roma; la india era una inglesa del siglo XIX, pero no representa al espíritu ingles, ya que fue secuestrada de niña.

estos dos personajes son sombras de algo mejor que ellos, pero aún siguen siendo ecos de lo que representan. como conclusión yo veo que se desea ir a la civilización, pero en un momento inesperado volvemos a lo salvaje.

Nada said...

A mí me gusta el 24.

Maca said...

Resulta que Borges dejó intertextualidades hasta en su lápida:
http://www.emol.com/noticias/magazine/2011/08/11/497398/revelan-enigmas-escondidos-en-la-lapida-de-borges.html