Monday, May 30, 2011

A pedido del público,otro regreso: Augusto Monterroso, por sus fueros.


Además del cambio de imagen.
(1) Microantología, Microcomentarios

(2) ¿Qué significa, por sus fueros?
(3) Y la pregunta de siempre.

16 comments:

Anonymous said...

¡¡HUYAN OVEJAS NEGRAS, HUYAN!!

Martín said...

“Mi papá me roba los antidepresivos y anda contento mientras yo lloro. Le voy a decir que me pida perdón, pero no por esto”.
http://twitter.com/microcuentos

Anonymous said...

profesor pasé "el dinosaurio" en la universidad y me acordé de usted! jajaj
saludos
Consuelo

Martín said...

¡Ahí está! ¡Confesó! ¡Se llama Consuelo! ¿O ella es otra anónima? Imagino un ejército de anónimos, algo así como el ejército de terroristas enmascarados de V de Vendetta (http://bit.ly/mgnhS3) y siento miedo. Pero después pienso en otras cosas y se me pasa.

Mica said...

"For most of history, Anonymous was a woman"


Virginia Woolf

José Tomás said...

Me parece que los cuentos de Monterroso presentan, en primera instancia, una APARENTE sencillez y superficialidad, este rasgo se refleja en una anécdota o historia exageradamente breve, pero que al mismo tiempo, son textos muy abiertos que promueven diferentes interpretaciones, las cuales, están inmersas debajo de un velo y que requieren de un activo lector que pueda hacer las respectivas relaciones intertextuales.

Desde esta perspectiva, Monterroso se ajusta ejemplarmente a un marco contemporáneo donde principalmente se demuestra una mayor libertad en su escritura, el uso de la ironía y una especie de humor que representa la verdadera realidad y los comportamientos humanos en la vida diaria.
En "El rayo que cayo dos veces en el mismo sitio" creo queda muy bien expresado lo absurdo de la trama de algunas de sus obras:
"Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho."

Maca said...

Un día, un antiguo buscador de oro y aspirante a fabulista dormía en su casa en medio de la selva cuando la puerta sonó, y al abrirla se encontró con todos los animales y desdichados a su disposición para relatar las mil y una historias de la humanidad.

Pilar said...

No puede dejar de pasar inadvertida la relación que hay entre los micro-relatos de Augusto Monterroso y el teatro del absurdo.

Primero que nada se solapan cronológicamente. Las primeras publicaciones de Monterroso (La oveja negra y demás fábulas - 1969) coinciden con los últimos años de esta corriente dramática. Me parece que no hay duda de cómo el existencialismo (filosofía predominante dentro del marco de la absurdo) afecta la obra de Monterroso al igual que a muchas otras obras contemporáneas.

Segundo y con respecto a sus características, ambos presentan un humor escéptico e irreverente, donde se re-enfoca la realidad. Poseen varias notas metafóricas muy fuertes, que permiten más de una interpretación. Se juega con las percepciones, ya sea por medio de la onírico o lo atemporal.

Por último ambos comparten este afán didáctico de la obra. Los dos ,a través del humor, buscan hacer reflexionar al lector sobre la sociedad actual y sus falencias.

Para terminar eso sí, me gustaría destacar lo ocurrentes y sugerentes que llegan a ser los cuentos de nuestro amigo Augusto, por lo que mi gustos se ven mejor satisfechos con este antes que con las tramas de Beckett

Juan José Grez said...

Una vez escuche, " a buen entendedor, pocas palabras bastan". Sin duda, este aforismo se aplica completamente a todos sus microrelatos o microcuentos.

No se necesita regalar mil palabras si se puede hacer mejor con tan solo un par. A. Monterroso es quién es, tan solo por eso. Sin querer hacer una alabanza, solo un genio puede lograr tal complejidad en una frase que a primera vista se ve tan simple; haciendo converger variados conceptos, tales como la filosofía, citas históricas, elementos de la narrativa, poesía, fabula (tan olvidad en estos tiempos), entre otros.

Las realidades relatadas de una manera especial, tal como lo hace Monterroso, tiene un sabor que pocas narraciones alcanzan y al mismo tiempo, pocos autores la logran.
Gracias a su gran habilidad a nivel narrativo, se pudieron establecer a los primeros estatutos o "fueros" para el MicroRelato en general.

Finalmente, dejo aquí una especie de "micro relato" que encontré por ahí; se que no servirá de mucho, pero justo pasó la coincidencia que lo encontré y me agrado bastante, más aún que lo leí en la página web a la cual hace referencia.

"Perdido en el libro de las caras"
(Lost in Facebook)

On. Pantalla encendida.

..Carajo, donde estoy? Literaturenses?
que es esto? donde me he metido?
Otra vez tu?? Maldito facebook, te veo en todos lados, porque vienes a aparecer ahora cuando menos te necesito.
Podría cerrar la sesión, sabes? Pero no lo hago, todavía no se porque..

y todas estas caras?, todas estas letras?, que si quiero compartir? Todavía no lo se.. Cityville? no comprendo el inglés, lo siento mucho. Porque quieres saber lo que pienso, de seguro le preguntas lo mismo a cada imbécil que se pierde y el imbécil te responde algo más absurdo todavía. Chat? Qué es chat.. me han dicho que es un arma mortal, tu crees que caeré en tu trampa?...

Carajo, ahora donde me encuentro.. ya no quiero más esto. Ahora tú, youtube? no.. no.. no más videos.
No lo soporto más.

Off. Pantalla apagada.

Ainara said...

Primero que nada, comparto con mis compañeros la opinión de que sin duda Augusto Monterroso es un genio de la literatura ya que logra en estos micro-cuentos, apenas unas frases en algunos casos, mezclar los mas diversos géneros narrativos.

Creo que cabe destacar su utilización de elementos de un estilo poco contemporáneo como es la fábula que relata historias ¨extra-ordinarias¨ o ¨ridículas¨ cuyos personajes son nada menos que animales que pueden hablar y que tienen un trasfondo didáctico; para convertirlas en micro historias que ya sea por su final abrupto o por su real inverosimilitud nos siguen pareciendo ridículas y que siguen teniendo un trasfondo sólo que ahora sin duda alguna es contemporáneo; Este microrelato fabuloso es una de las mas certeras formas de representar la ridiculez vigente en nuestros tiempos manifestada en muchos aspectos de la humanidad.

ELE ANTOINE said...

Me gustan los cuentos de Augusto Monterroso, me gusta la idea de que algo tan breve esconda algo tan profundo, un juego de palabras que atrapa al lector, que rompe la mecanización del lenguaje y que se presenta como una revelación inesperada...un salto de la realidad...
Encuentro de mucha relevancia el modo en el que se muestran los acontecimientos de cada micro-cuento al igual que los personajes que los componen, mayoritariamente animales y fenómenos naturales, una composición tan limpia que a mi modo de ver conducen al lector por varios estados esenciales de su ser.
En primer lugar a un reencuentro con su “yo infantil” ¿Quién no recuerda las mil y unas historias que comienzan con un inocente ...Había una vez... inicio que sitúa al pequeño lector en el camino que tal vez lo conduzca a transformarse en un lector activo y capaz pero que a la vez lo instalan en los orígenes de la vida ...de SU vida. A fin de cuentas todo dio inicio con un mito; un mito que tenía como protagonistas a las fuerzas naturales y a los animales.
En segundo lugar el lector pasa por un estado casi reconocible con la adolescencia a la cual yo he denominado “contradicción de lo escrito”. Los que leen a Monterroso no son pequeños de 7 años, sino que la gran mayoría tienen ya una visión fija del mundo que los rodea. ¿Quién se queda y acepta que un rayo decida caer o no caer de nuevo en un mismo sitio?? Esta contradicción que se genera con la realidad vivida y la que se nos presenta en el relato conduce al lector por una larga lista de preguntas… ¿¿Qué quiere decirme esto?? ¿No puede ser solo por diversión?? ¿Existe algo màs profundo escondido entre estas pocas líneas?? Y lo que en un principio era solo un micro-cuento humorístico se transforma para algunos en un criptex que tiene una sola respuesta pero un infinito de caminos.

Finalmente el lector que es activo descubre la respuesta, reconoce a los GRANDES reflejados en animales, da sentido a las palabras y a los fenómenos, reconoce la poesía en cada palabra simple …separa, une , crea enlaces, abre y cierra puertas llegando por fin, triunfante al ultimo estado hasta ahora reconocido “La búsqueda de otro micro-cuento de Augusto Monterroso.”

Germán Alcalde said...

Monterroso es un post moderno que se burla de lo moderno y lo anterior a esto. Esto se ve en que, la gran mayoría de sus relatos, tiene elementos antiguos, pero completamente de cabeza y satirizados. Un ejemplo es que gran parte de sus relatos tengan apariencia de fabula, pero que en realidad se burle de estas, o que hable de la relación entre Ulises (u odisea) y Penélope, pero de una forma nueva y que nunca nadie hubiese imaginado. También esto se encuentra (de manera más sutil) cuando habla de la filosofía de Aristóteles o de la “sinfonía inconclusa” de Schubert.
Otro tema interesante en Moterroso es una apreciación del mundo indígena y una descalificación al europeo, esto se muestra de manera evidente en “el eclipse”, cuando al final el Fray Bartolomé Aráosla es asesinado, a pesar de sus conocimientos aristotélicos, y los indígenas sabían todo sin necesidad de haber conocido a Aristóteles.
Ahora, me gustaría decir que los relatos de monterroso son poesía. Muchos alegaran contra esta afirmación, pero sus bases están claramente demostradas en elementos tanto estéticos como temáticos. Como Borges dijo “Cuando yo era joven se despreciaba lo narrativo, se lo llamaba anécdota y se olvidaba que la poesía empezó siendo narrativa”. Monterroso volvió a la poesía narrativa, pero en este caso mas narrativa que poética, además estamos ablando de una poesía post moderna, lo que lo ase diferente a las demás tendencia poéticas. También se puede observar que los relatos se pueden dividir en versos (cuando despertó/ el dinosaurio aun esta allí. Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio/ pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño/ que ya no era necesario/ y se deprimió mucho).
Temáticamente este fenómeno de poesía narrada o narrativa poética también se ve, po ejemplo en la cantidad de información por palabra, o en su clara similitud con un epigrama (por su carácter burlón de ciertas situaciones).
En fin, monterroso es un gran escritor, ya que logra 2 tipos de lecturas, una cómica (casi un chiste) y una profunda (casi poética), además de lograr un nivel de cita increíble y de fuerza única.

Fca U said...

Claramente me encuentro al tanto de la ridiculez que se presenta en Monterroso, pero quise abarcarlo más desde un plano que muy bien se ha inculcado en nuestra propia clase, llamándome desde un inicio la atención el nombre de este micro cuento para después haber querido ahondar un poco, tan solo descascarándolo.
¿Heráclito o Monterroso?
"Heraclitana
Cuando el río es lento y se cuenta con una buena bicicleta o caballo sí es posible bañarse dos (y hasta tres, de acuerdo con las necesidades higiénicas de cada quién) veces en el mismo río"

Es posible, pero el bañista y el río... han cambiado. Según Heráclito todo fluye, todo está en movimiento y nada dura eternamente. De ahí que no podamos descender dos veces al mismo río, porque la segunda vez, ni uno ni el río son los mismos. Por lo que el segundo y/o tercer baño serían inútiles. Al igual que en el microcuento ya mencionado "El rayo que cayo dos veces en el mismo sitio" donde la repetición de una misma acción, pierde sentido. Se vuelve innecesario.
- También es POSIBLE relacionarlo con la libertad.
Se puede elegir entre ciertas "posibilidades". [Augusto Monterroso abandonó sus estudios a los 11 años para dedicarse a leer y aprender música]
Está libertad está igualmente condicionada por sus padres ya que lo dejaron ser libre entregándole la bicicleta o el caballo para optar.
- También Heráclito se lamenta de que la mayoría de las personas vivan relegadas a su propio mundo incapaces de ver el real, así como en el micro cuento "El espejo que no podía dormir" donde queda en evidencia el como todos vivimos dentro de un mismo cajón y estamos tranquilos porque nada nos aqueja sin ser conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor ni menos fuera del cajón. Formándonos una falsa concepción de la realidad.

Es por esto que finalmente pude armar mi propia conclusión. Notando como de algo tan particular como uno de sus miles de cuentos podemos desprender muchísimas de constantes del mismo escritor que están ligadas a un antecesor y a sus otros cuentos.

Maca said...

Profesor, encontré esto por ahi y quizas le interesaba:
https://lh6.googleusercontent.com/-Q1zCweK4MbE/TfWZkL8sq6I/AAAAAAAACno/OfD6WnaI3N8/nudosnarrativos.jpg

ARMSTRONG said...

el escritor que se ríe...

ARMSTRONG said...

Monterroso hace de su relato algo que a primera impresión es indivisible y esta aparente indivisibilidad es algo que deja anonadado al áctivisimo lector al no saber por donde comenzar a leer... pero en el que se reconoce una intención de tocar elementos de la cultura y conocimiento general, lo que hace que los microrrelatos de Monterroso hayan que leerlos desde fuera de Monterroso, porque en el mismo Monterroso no hay superficie de apoyo. Al darse cuenta uno de los elementos de la cultura general, la indivisibilidad se pierde y rápidamente aparecen una infinidad de elementos tanto de la cultura como de elementos personales del lector...
en ese momento el problema del lector ya no es la falta de elementos para glosar sino, por el contrario, la infinita e inabarcable cantidad de éstos.
Es por eso que propongo que Monterroso tiene que ser leído desde el plano (x,y) o (x,f(x)) donde "X" es la cultura latinoamericana e "Y" o "f(x)" es la forma en que ésta cultura afecta al activisimo lector