Saturday, April 26, 2008

Todo Pensamiento emite una Tirada de Dados

UN COUP DE DÉS JAMAIS N’ABOLIRA LE HASARD



STÉPHANE MALLARMÉ

«Nombrar un objeto es suprimir las tres cuartas partes del placer del poema, que consiste en la felicidad de volverse tal poco a poco: sugerir, he ahí el sueño.»
«Pintar no la cosa, sino el efecto que produce. El verso no debe componerse de palabras sino de intenciones.»
«Soy incompetente en cualquier materia que no sea el infinito.»
« ¡Yo cantaré como desesperado!»

& CIA (Verlaine, Rimbaud?)

33 comments:

Anonymous said...

Wuuuauuuu ¿ Así se siente ser la primera del cruso?

Joaquín D. said...

rimbaud es mio compadres...

sofia m said...

Baudelaire tiene dueño...

jose said...

...no creo que haya que reservarselos... hay tres opciones y somos más de tres, asi que alguno se repetira.

de Joaquin a Julio said...

Estimado señor Julio:

Lamento contestar tan tarde (en el caso de que usted. Esperara respuesta) pero debo admitir que no soy un fan del blog, al contrario me entere a las 2230 del día presente por medio de la queridísima Elisa.

Con respecto a su primer y apasionado párrafo sobre el ocio. Por supuesto que es un arma de doble filo, por supuesto que se usarlo (básicamente al menos) y sacarle provecho, sino ¿que haría escribiendo a estas horas?
Lo que sucede es que usted está usando el lente equivocado. Yo no quería decir que la generación del 27 eran efectivamente “puros tatas aburridos”, esto significa realmente que evidentemente ellos no escribían de ociosos (aunque la escritura haya surgido del ocio) sino que escribían con pasión, con intención de hacer una crítica, con esperanzas de ser escuchados y no de hacer best-sellers.

Respecto a la lucidez que tú (es increíblemente irritante tratar de usted a un ente desconocido…Así que me doy la libertad del tuteo) viste en el resto de mi comentario.
Si a diferencia de mis compañeros, pudiste ver mi tono irónico y darte cuenta de lo que realmente quería decir, aunque no tenga la SU-TI-LE-ZA ¿como no fuiste capaz de verlo en todo el comentario? ¿No quedó clarísimo que NO, repito, NO pienso que franco sea mi general, que lo hayan exiliado correctamente, ni que a Cernuda no lo conocen ni en su casa por que escribe mal?

Respecto a México, ese país de maquiladoras, pezones arrancados y extrañísimo refugio de los escritores destetados de su madre patria.
Admito que me sorprendí muchísimo al leer “se dará cuenta de que el periplo que señala en la cita es justificadísimo para entender el destino y trayectoria de la nueva poesía”.
Primero, humildemente, no entendí en que contexto usó la palabra periplo….y me dejo muy confundido.
Moving on, si cambiamos la palabra periplo por algo como situación, percepción, realidad, o visión, refiriéndonos a que la situación que describí termina siendo una horrible realidad para el resto del mundo “civilizado” se entiende mucho el trayecto de la poesía latina. En eso estoy de acuerdo.

Lo felicito, supo entender mi post mejor que el señor Jiménez, que mis compañeros. Lo felicito, supo complicarme con su escritura, supo obligarme a usar google (¡periplo!). Lo felicito, hizo que llegara tarde a clases mañana (¿que diría Johnny respecto a esto? ¿Que el tiempo es algo rarísimo?).

Por ultimo, francamente me importa poco lo que pensaría Queneau al respecto de mi plagio al futuro, pero aprecio mucho su opinión (sinceramente). Gracias por darse el tiempo de intentar enseñarme algo, lo tomare en cuenta, no es broma.

Recién veo la luz. Usted es Julio, primo de Jose R.
Me acaban de soltar el dato, así que volví al respetuoso y adecuado “usted” en estos párrafos.

Atentamente
Joaquín Daher Martínez

Ricardo said...

Rimbaud está más allá del bien y el mal.

iru said...

hoy día me dijieron:
"acá gana el que más haya leido y el que más esté leyendo"
me suena...

Anonymous said...

se debe leer en una lengua que no sea materna

Schiodtz said...

"Pintar no la cosa, sino el efecto que produce. El verso no debe componerse de palabras sino de intenciones"

suena a la forma en que se deberia medir la ritmica de un poema libre, pero cambiado su poco. el plagio es una obligacion. :zippy

camila isadora said...

Que melancolía leer esto
Uf...
Saludos

PD: Mail

Joaquín said...

Simbolismo

El estudio que hicimos sobre el simbolismo para mi fue bastante bueno, conocí a poetas que solo había escuchado alguna vez, y pude entender un poco el mensaje que nos tratan de transmitir.
Ahora veo algunas cosas de otro modo, veo las influencias de los malditos en lugares inesperados. Su poesía me agradó bastante, especialmente Rimbaud.
Mallarmé fue difícil, desconocida era su forma de escribir y me costo un poco enganchar, pero al final logre sacar en limpio algunas cosas.
Sobre Rimbaud aprendí harto, me gusto en algunas cosas y no tanto en otras, pero fue una buena experiencia investigarlo.
De los otros autores, Jarry me pareció el más interesante y el más cercano, espero leerlo alguna vez.

Sobre la poesía maldita en general. Lo que más me gusto fue la ruptura con la estructura clásica y el uso del verso libre, que encontré más cercano a lo que el poeta realmente quiere decir. Respecto al tipo de simbolismo me gusto más el de Rimbaud, el ritmo que tiene la musicalidad y esa característica icónica de cada palabra que escoge.
En Jarry me agradó mucho el uso satírico e irónico que le da al simbolismo, aunque creo que la pata física puede llegar al extremo, dejando de lograr ese efecto afable que tenía antes.

Sobre el estilo de vida de los poetas, es un antecedente la bohemia contemporánea, estilo que siempre me ha provocado un interés, pero se que es una vida que yo no podría llevar. Pero lo que si puedo hacer y me agradó bastante en ellos, es aferrarse a sus creencias hasta el final y pelear siempre por sus ideales.

Me gustó.
Joaquín Daher

Coni Cornejo Ramirez said...

Mallarme y Compañía

Hablar de Mallarme es algo complicado. Cuando nos dicen Mallarmé solemos pensar en que es un poeta maldito que escribe con espacios en blanco. Y nos quedamos en lo básico, pero esto vas mucho más allá de lo normal.

Al empezar este trabajo me intrigo mucho el tema de los poetas Malditos, puedo decir que los había escuchado mucho, pero en realidad nunca me había metido en el tema ya que sabía que era algo complejo.
Ya la final de nuestro trabajo pude entender mucho más sobre ellos. Como hicieron de su vida la literatura y de la literatura su vida.

Con Verlaine que era mi tema investigado aprendí sobre el simbolismo, ya que se vio muy reflejado en sus poemas. En realidad el Simbolismo se vio en todos los poetas malditos.
Verlaine preocupado a la vez por los sueños y la ilusión, lleva el sonido en su poesía que es más importante que su significado. Así también Baudelaire gran poeta maldito, de poesía autónoma, es decir que se representa a solo si misma, contribuyo mucho al simbolismo. Siempre en contra del romanticismo, queriendo alcanzar el ideal de pureza poética buscando palabras exactas para ello. A su vez influyo mucho en Rimbaud.
El cual decimos que su poesía va más allá de lo real, lo desconocido. A lo que llama lenguaje universal, en el cual podemos ver la música como elemento infaltable.
Ya como elemento final hablo de Mallarme, poeta que como dije antes escribe con espacios en blanco, haciendo una especia de verso libre. Combinando colores y sonidos poéticos para poder darle un estilo y sentido a la palabra. Que más bien es un poema cerrado en el cual usa palabras extrañas, para así ir más allá de la palabra.

Puedo decir que me gusto este trabajo, ya que ahora puedo decir que los poetas malditos por algo se llaman así, por sus sentimientos hacia los poemas que hacen que sus vidas sean un infierno mismo. Algo así como una obsesión total que los lleva a la autodestrucción.

Saludos.
Constanza Cornejo

Clemente said...

Luego de leer a Mallarmé me vino a la mente: ¿qué vio, que se jaló, en que se inspiró o que pensó al hacer? Porque quede impresionado con todo lo que pudo decir en un simple poema (claro, no es tan simple, pero saben a que me refiero). Sinceramente quede facinado con el tema.

Me tocó estudiar a Jarry, aunque me ubiese gustado Rimbaud (de hecho le pedí el libro a Daher después). La misma pregunta anterior se me vino al leer a Jarry, solo que pude responderme. Sin embargo volvi a facinarme con la capacidad de dar tan fuertemente su mensaje (con todo lo relacionado con Ubú, claro esta).

Solo puedo decir que nunca pense (y no sabía nada) que el simbolismo fuese tan potente. Y de hecho lo es tanto que al averiguar por el modernismo en filosofía para un trabajo que había que hacer, en un texto que encontre, solo aparecieron los 4 poetas que estudiamos, diciendo que fueron los más grandes influenciadores del modernismo en Francia (y de está al resto del mundo).

Las coincidencias no existen... o si?

(Me debe esa explicación, profe)

Para terminar, solo puedo decir que he vivido la influecia de los poetas malditos en mi propia carne y en un intento osado, en que espero que me perdonen, escribi unos poemas, al ser inspirado por Mallarmé...

Intente entrar a la lista de espera de la compañia y me echaron a patadas

Atte
Clemente

Valentina Hurtado said...

Bueno, no me gusta hacer mucho estos comentarios de me gusto porque lo encontré interesante y era muy extraño y por eso me gusto, o muchas gracias profesor por esta actividad que me sirvió mucho para crecer, así que me salto eso.
Primero quiero hablar sobre una tirada de dados nunca abolirá el azar, creo que hablar de que los espacios en blanco te hablan y son lo principal del poema seria la ‘’fumada’’ mas terrible de todas, creo que efectivamente transmiten algo pero ese algo no es trama ni nada por el estilo, sino que tiene que ver con la totalidad del poema, específicamente con el ‘’credo’’ del orfismo porque en este se habla de la importancia que destacan los orfistas(no se si sea correcto ocupar la palabra así) al alma, que se ve inmutable, perfecta, que esta a la ves unida al cuerpo y creen algo similar a lo que Platón dice en la frase ‘’el cuerpo es la cárcel del alma’’ en la teoría del mundo de las ideas, queriendo superar este estado para llegar al estado mas puro, el alma; pero llevando esto mas a tierra o papel en este caso, seria el intento de romper esta ambigüedad entre limite razón-palabra, el logos, puesto a que se cree que la razón o alma no puede transmitir en su totalidad este mundo de las ideas, tratando de cambiar la palabra o hasta desechando la forma convencional de comunicarnos para llegar al estado mas puro de la expresión; y la técnica para lograrlo es a través del simbolismo.
Lo ultimo que quiero agregar de este poema ya que es solo un comentario, es que quizás halla una intertextualidad no tan expresa o hasta inventada (aparte de las dichas) con la odisea, en la imagen de el naufrago se ve el poder ‘’destructor’’ del mar, un poder casi divino, este se asemeja al que Zeus ejerce en Ulises, que desafía a la divinidad (diciendo que ya no necesita la ayuda de los dioses después de vencer la guerra de Troya), a la idea de destino fatal, al azar; por lo demás este es el primer hombre en razonar, por lo tanto se establece la idea de lucha de abolir el azar por medio de la razón.
Bueno en general de los poetas malditos esta mas decir de su unión por el simbolismo, y no se si fue ya dicho de que así se le fue puesto el ‘’apodo’’ por su forma de vivir marginada, llena de excesos o giros inesperables, puesto a que llegaban a mezclar la literatura con su vida, pretendiendo derivar esta barrera razón-palabra o cuerpo-alma. De esta Cía. o ‘’voisinage’’ me toco conocer a Baudelaire.
La obra cumbre de Baudelaire es las flores del mal, al igual que Mallarmé utiliza el simbolismo pero de otra manera, a través de la sinestesia que por medio de la descripción de sensaciones o inclusión en diálogos o afirmaciones del autor, lo hunde en su poema haciéndolo despertar la sensación de culpabilidad e integridad en la participación de la asquerosa naturaleza humana pecaminosa en un principio, pero al seguir ya esta característica ‘’repugnable’’ comienza a transformarse en sensata, o solo siendo. En letanías a Satán se le hace una especie de oración, elevando a la figura a su máximo esplendor como ídolo rebelde, incomprendido. Además se asemeja la figura del pecado con el de la razón, el pecado intelectual, yendo al igual que en una tirada de dados en contra de el azar, la fatalidad o divinidad. Bueno lo demás de sus influencias con Gautier al parnasianismo o a Allan Poe en estilo, etc. lo puede ver en el paper.
Bueno ya se me terminó la pagina y mi única pregunta o comentario quizás es: ¿cuando vamos a poder trabajar con la manzana sin mascar? (no solo por usted).

Valentina Hurtado said...

A...una aclaracion chiquitita, que claro que no seria fumada terrible si dijeramos en sentido poetico que los espacios en blanco ''hablan''.Pero bue..no tengo certeza en que sentido lo digan(No utd profesor.

Josefina Donoso said...

Los poetas malditos
Al comenzar el trabajo lo primero que me llamó la atención de este grupo de poetas era el nombre con el cual se les denominaba “Los poetas malditos”, no estoy completamente segura si todavía tengo la respuesta exacta de porqué el nombre y qué es lo que refleja, pero de lo que hemos aprendido de ellos, tengo mi propia apreciación de el porqué de esta denominación.

Por lo que pude averiguar lo de “malditos” viene por el hecho de enseñarle al hombre el infierno terrenal en el que vive y criticar la sociedad.
Si bien es cierto, ya que se ve reflejado en los poemas, yo hice otra relación entre “malditos” y la trayectoria de vida que tuvo cada uno de ellos.

Estos poetas tuvieron la suerte o más bien la desgracia de estar involucrados intensamente en la literatura, pero no era una simple vida dedicada a la literatura y mucho menos un hobby, sino que ellos llegaron a involucrarse tan a fondo con ella que llegaron a vivir en ella, por ella, y con ella., a vivir literariamente.
Podría decir que esta vida fue vivida tan a fondo, tan poéticamente, que finalmente cayeron en el juego de la literatura, y en la maldición de ésta, llevándolos a vivir de forma desastrosa, desordenada, una vida de marginados y la cual los lleva a todos a una muerte trágica y abrupta.

Verlaine, Baudelaire, Rimbaud y Mallarmé, son poetas que realmente no tuvieron vidas muy comunes, cada uno con sus diferentes historias, pero todas vividas desde la literatura, con vidas decadentes y bohemias.

Todos estos poetas están relacionados entre si a través del simbolismo, que se entiende como la utilización del verso libre como recurso en la poesía.
Los poetas se preocupaban de expresar el mensaje a través de símbolos, resonancias musicales y sugerencias, en darle menor importancia a la palabra gramatical, a la palabra en sí, alejándose de la rima y centrándose en el mensaje, que finalmente para ellos era lo esencial.
Sacando conclusiones en clases y hablando sobre el tema pudimos llegar a decir que el poeta que más representa el simbolismo, o mas bien que lo hace mas notorio, ya que lo hace gráficamente, es Mallarmé. En su poema lo verdaderamente importante no se encuentra en las palabra si no en los espacios vacíos, que son dotados de sentidos, los cuales estamos invitados a conocer.

Del trabajo durante este tiempo puedo determinar que todos estos poetas tienen su propia forma de clasificarse en el simbolismo. Pudimos determinar que Verlaine lo hace a través de la musicalidad, Baudelaire con el uso de la prosa en la poesía, y Rimbaud utiliza la poesía icónica.

A mi punto de vista estos poetas son grandes rompedores de esquemas, no son escritores convencionales, por lo que fue interesante averiguar sobre ellos y ver como muchas veces el ser distinto, el salir de los limites, el expresar los sentimientos de manera propia y no de la forma establecida te lleva a una marginación por parte de la sociedad y una vida difícil.
Y esto se relaciona con la razón por la cual estos poetas no son tan conocidos popularmente, sino por un grupo mas selecto de gente, ya que aparte de requerir una participación mayor del lector, lo cual ya restringe su lectura a algunos pocos, salían de los limites impuestos por la sociedad y eran ejemplos de vida no favorables por lo que la historia los ha querido ocultar.
Bueno Profesor aquí concluye mi comentario, medio apurado ya que estoy encima de encontrarme en la playa de guatita al sol, nos vemos luego, y veremos si a José Donoso le gusta tanto el sol como a mi.

Jose Riveaux said...

De los poetas malditos me quede principalmente con su capacidad de salir de la palabra para mostrar de diferentes modos la realidad, y su forma de vivir la poesía que no fue únicamente en los libros, si no que fuera de estos, incluyendo todas las experiencias que los fueron formando tanto literaria como personalmente (Como ya se ha repetido anteriormente pero aun así no deja de llamarme la atención).

Otra cosa que aprendí con ellos fue que utilizan el simbolismo como respuesta a lo que las palabras no expresaban tan bien como las ideas.
En el caso de Paul Verlaine (El poeta estudiado por mi grupo) utiliza palabras que a primera vista se nos hacen conocidas pero en realidad son como las “herramientas” que nos deja para así poder llegar a la idea de su poesía.
Verlaine se me hizo más cercano que Mallarmé, ya que escribe de una forma que te es más fácil de comprender, ya sea por el orden de los versos o por el contenido, que es más “suave” que el de los otros y les da cierta musicalidad a las palabras lo que lo hace muy agradable de leer.

Verlaine hace una especie de libro de biografías de poetas simbolistas que lo llamó “Poetas malditos” y de ahí es el termino comúnmente usado para poder reconocerlos, pero por malditos lo relacione con el estilo de vida extremo para nosotros, porque tal vez para ellos fue la mejor manera de vivir y creo que eso es lo que más rescato de ellos, su capacidad de ser consecuente con sus escritos, pensamientos e ideas.

Cuando leí sobre la vida de ellos me quede con la sensación de que si hubieran vivido “moderadamente” o algo mas tranquilo, quizás podrían haber vivido más y haber dejado más de sus obras pero al adentrarse más me di cuenta que si hubiera sido así, nada de lo hicieron hubiera sido, en cierta manera real, o sea, hubiera sido una escritura en vano y sin sentido.

Otra como constante en ellos fue que pudieron salir de donde la gente estaba acostumbrada pudiendo así llegar lejos, ya sea en el verso libre, el simbolismo, su vida, la crítica a los poetas románticos y la sociedad o el contenido de sus poesías, por lo que fueron constantemente presionados y censurados como por ejemplo a Baudelaire en “Las flores de mal” cuando el gobierno francés no permite su publicación o cuando su familia lo envía a la india para que dejara y se olvidara de escribir, pero obviamente este no lo permite y se escapa.

Por esas razones me queda muy claro la decisión y pasión que sentían por lo que hacían, y me sorprendió mucho en especial Rimbaud y la cantidad de vidas que llevo en una sola (Primeros años, vida con Verlaine, cuando fue traficante de armas, escritor, etc...) y eso que vivió aproximadamente 37 años.


P.D.: Profesor fui a la chascona por el electivo y Pablo Neruda tenia fotos de Rimbaud y de Baudelaire, curioso como van apareciendo las cosas cuando se conocen.

sofia m said...

Dentro del simbolismo, pudimos encontrar el concepto de LOGOS, que lo podemos entender como razón o lengua, 2 conceptos que van siempre unidos por una cadena, la cual estos poetas pretenden romper mediante sus propias formas; mientras Verlaine lo hace por medio de su ritmo y musicalidad, Mallarmé lo hace en sus espacios en blanco, Jarry a través de la pata física, Rimbaud mediante las palabras que escoge y que tienen un sentido icónico, y por último Baudelaire por medio de la sinestesia.

Este último fue tema de mi trabajo y al que más llegué a aproximarme; él utilizando la sinestesia, en la que logra mezclar impresiones de diferentes sentidos (por efecto de algunas drogas psicodélicas (como el hachís) muy presentes en su estilo de vida bohemio vivido hasta el final de sus días) donde también asocia elementos procedentes de los sentidos físicos con sensaciones internas, lograba una clase como de “retórica persuasiva” en la que hacía sentir al lector totalmente todo lo que estaba expresando en sus poemas, haciéndolo partícipe de este y creando en él un sentimiento algo así como de culpabilidad, el que en conjunto con mi grupo pudimos llegar a experimentar más de alguna vez.

Al terminar este trabajó pude darme cuenta de que a pesar de lo distintos que estos poetas eran entre ellos, todos estaban unidos y llegaban a un mismo fin: el simbolismo, todos intentaron crear una imagen, sin ocupar palabras obvias, para poder lograr una figura ambigua de más libre interpretación. Lo que quieren decir y transmitirle al autor no viene en las palabras mismas, sino que en la resonancia de estas, haciendo mucho más difícil la lectura y entendimiento de sus poemas. Ellos sugieren, insinúan más que demostrar, el sentido está oculto en las palabras, por lo que uno debe entender el método del poeta para así poder lograr aproximarse, ni siquiera entender por completo, ya que dejan un espacio en blanco tan grande (en el caso de Mallarmé los espacios en blanco están en el poema mismo, pero en los otros este espacio se encuentra en el hecho de que la tarea de entender el poema queda únicamente para nosotros), al nivel de que lo que nos quedan las palabras solamente que a fin y al cabo son lo menos importante en sí, son sólo un bosquejo de lo que nos quieren decir, ya que el plato de fondo lo tenemos que encontrar nosotros, por lo que nunca llegaremos a estar 100% seguros de que lo que interpretamos era lo que el mismo autor quería que entendiéramos de sus poemas.

Encontré notable lo que estos 4 poetas llegaron a hacer, cada uno con sus historias de vida muy particulares y propias de ellos, viviendo un estilo de vida difícil pero llevada hasta el final, donde hicieron de la literatura su forma de vida conllevando las consecuencias que esta les trajo hasta su muerte. Rompieron con la estructura de esa época, lo cual no debió ser fácil ya que era una sociedad mucho más hermética y cerrada a las propuestas nuevas, a tal nivel en el que 6 poemas de Baudelaire fueron condenados por el Tribunal Constitucional de París por su atentado a la moral y las buenas costumbres.

Y como en la mayoría de los casos pasa, los grandes poetas alcanzan la gloria luego de haber tenido una vida difícil, llegando a muerte, y no alcanzando a disfrutar de esta. ¿Se imagina profesor a cualquiera de estos poetas malditos forrándose en plata, disfrutando de lujos y recibiendo premios por sus notables obras?, hubiese sido imposible en esa época, y todo lo que hubiesen querido transmitir habría perdido el sentido, pasarían a ser lo que ahora conocemos como bestsellers, las masas se leerían los libros pero no de una forma “verdadera” sino como para estar “in”, dejando de lado lo importante y quedándose con lo que literalmente las palabras decían, entendiéndolos erróneamente; seguramente el secreto, lo especial, eso que a nosotros nos costó lograr a descubrir pero que al final nos hizo sentirnos algo así como realizados no tendría el mismo valor.

Saludos, Muzzio 2

Sebastián said...

Para comenzar, se podría decir que en el trabajo de análisis que hicimos nos enfrentarnos básicamente a algo nuevo, o dicho de otra manera, nos acercarnos al origen de una corriente. Aunque habíamos leído algo de poesía del siglo XX, como el año pasado con “Los invasores” de Egon Wolf, el cual se basaba en algo que había sido previamente propuesto, ahora nos encontrábamos frente a la fuente misma de la que surgió todo lo que vendría después.

Por un lado tuvimos a Mallarmé, Rimbaud, Verlaine y Baudelaire, en la poesía, y Jarry en el teatro. Si bien las áreas que trabajaron puede que sean distintas, la mayoría de ellos se conocieron en el desarrollo de sus vidas, y pudimos notar que a pesar de que podían tratar temas diferentes, tenían un estilo en común: transformar su vida en literatura, aplicar lo que escribían a su existencia y su existencia a lo que escribían. Fueron creadores que se atrevieron a producir algo distinto, en algunos casos desafiando las normas o costumbres que existían.

De los poetas malditos no puedo dar una opinión concreta, tal vez solo un acercamiento; para opinar acerca de una persona que transformó su vida en una existencia literaria necesariamente hay que leer su obra, y como todavía no lo he hecho, me basaré en lo que escuché de las presentaciones. Entre los poetas malditos el que más me interesó fue Baudelaire, por su estilo de escritura (Había alcanzado a leer muy poco de “Las flores del mal”), los significados que se encontraban detrás de lo que decía y por el desafío de sus obras frente a la realidad circundante. Con respecto a Rimbaud, lo leería principalmente por la vida que tuvo (creo que de los 5 que vimos fue el que llevó más al extremo lo de “vida literaria”) y de cómo se marca eso en su obra. Finalmente, diría que Verlaine era el que pasaba más desapercibido de los tres, probablemente por ser el más tranquilo, aunque me gustaría ver que es exactamente todo eso de la “musicalidad” en su poema. Como los tres vivieron aproximadamente en la misma época, sería bueno ver de qué manera se refleja la forma de escribir de uno en la poesía del otro.

De Jarry puedo opinar, ya que fue el que investigué y pude ver parte de su obra. A medida que leía las creaciones en las que aparecía Ubú, más me convencía que era uno de los personajes más extraños que hubiera conocido, aparte de darme cuenta, después de investigar acerca de la biografía del autor, que Jarry se convertía en Ubú y Ubú en Jarry. Al igual que Mallarmé, planteaba una nueva manera de comunicar la esencia de su vida y del mundo, y los dos crearán corrientes que se mantendrán hasta la actualidad; más aún, la patafísica deja de ser una corriente y se transforma en una cultura. Es destacable la originalidad de Jarry, y del valor que tuvo que tener para mostrarla.

Combinando los diferentes análisis, se podría decir que la literatura se convierte en un arma de doble filo: la mayoría de los poetas malditos, incluyendo a Jarry terminan muriendo por literatura. Dicen lo que consideran que tienen que decir, sin importarles la opinión de los demás. Crean algo nuevo; es la primera vez que me encuentro con algo como el poema de Mallarmé, en que incluso la lectura se hace diferente dependiendo en la forma en como se haga (Leyendo a partir del tamaño de la letra, solo el lado izquierdo de la página, de acuerdo a las figuras, etc.) En Mallarmé veremos la expresión máxima de la idea de cambiar el lenguaje, las normas convencionales, para tratar de transmitir algo, la esencia de lo que él consideraba poesía.

En el futuro podríamos leer o analizar acerca de otros autores o personas, no necesariamente poetas, que no siguieron una línea de pensamiento, sino que la crearon y la dieron a conocer.

Elisa Covarrubias said...

Al ser tan pragmática y estructurada, me costó ver lo que quería decir Mallarmé con sus dados y el azar. Esos espacios en blanco que querían decir algo, las sucesivas líneas que terminaban formando un símbolo producto del naufragio y miles de otras sugestiones que me costo verlas. Me costó ver el sentido que va mas allá de las palabras, ese sentido que está en el vacío, ese sentido que simplemente está sugerido, ahí para que tú lo tomes y le pongas tu lectura. Pero al salirme un poco de mi naturaleza estructurada, logré ver más de lo que me permitía ver.

Verlaine; sobre él trabajé, leí, me compliqué, no entendí, lo odié, me gustó, etc. Me gustó mucho esto de que su simbolismo sea el sonido, la música como poder evocador de las palabras. Esto va más allá que intentar descifrar lo que quiere decir Mallarmé con su vacío y la elección de las precisas palabras, para dejar fuera lo que sobra y así tener algo con más significado. Entender lo que pretende Verlaine es algo más sensible, no tan cabezota, percibir a través del oído una delicada armonía en las palabras más que usar los ojos para ver y la cabeza para descifrar.

Sobre poetas MALDITOS. Digamos que tenían una loca historia. Un poco de alcohol, drogas y sexo, una vida desordenada y excéntrica. Honestamente debo decir que a simple vista da para pensar que sus poemas pueden haber estado bajo la influencia del alcohol y las drogas. No dejemos esto así ya que me estaría metiendo en las patas de los caballos, bueno y pensándolo bien tampoco creo que fue así. Quizás esto se da para pensar con Mallarmé el cual escribía con palabras no tan sencillas, con espacios en blanco pero, ¿en una voladura: Mallarmé habría sido capaz de escribir algo así? Pues NO (estas son suposiciones ya que no tengo mucha información sobre capacidades intelectuales bajo los efectos de las drogas) Me imagino que sería mas fácil, en estas condiciones escribir poemas de amor; juntas todas las palabras bonitas que encuentras y se acabó. Pero Mallarmé… Claramente no son palabras bonitas, y leyendo bien, tampoco son varias palabras rebuscadas puestas de tal manera que parezcan algo (o nada). Si leemos un poco mas profundo, incluso sin tratar de ver que nos quiere decir nos damos cuenta que no es una voladura, por ejemplo “inferior chapoteo cualquiera como para dispersar el acto vacío”, ¿quién, drogado y borracho, te dice esto, con el sentido que nosotros hemos intentado descubrir?

Dejamos esta pregunta, para todos, que al igual que yo, en algún minuto tendimos a pensar que estaban simplemente borrachos y volados, y escribieron lo primero que se les vino a la cabeza.

Macarena Sanhueza said...

¿De que manera la poesía maldita inaugura una nueva manera de ver el mundo? ¿Hay algún cambio?
Como la poesía ha logrado apoderarse de la vida misma, como la literatura cambia su norte, hasta llegar en algunos casos a darles respuestas a problemas imaginarios, problemas imaginarios que han llegado a hacerse parte de la vida misma.
Más que quedarme con el simbolismo, de los vacíos y silencios en el caso de Mallarmé, del nuevo sentido de las palabras comunes con Verlaine o de la resonancia y musicalidad de las palabras en Rimbaud, me quedo con la forma en la que esta poesía se fue apoderando totalmente de la vida de estos poetas, como la literatura fue su enfermedad, una enfermedad incurable e imparable que llega a invadir de manera absoluta la vida. Y este es el nuevo sentido que adquiere la literatura y así mismo la manera de ver el mundo, un mundo en el que te puede invadir el bicho de la poesía que puede ser vista como una maldición o como algo majestuoso, que si bien puede a traer un fin catastrófico, siempre existe el riesgo, trae consigo una vida vivida apasionada e intensamente. Es una vida con un brillo diferente, un ver al mundo de manera distinta y vivirlo de manera distinta.
Ahí el nuevo carácter de la poesía, una poesía que por un lado es escondida y borrada, y por otro secretamente anhelada, eso es lo que la hace mágica, maldita; odiable, amable…

Pese a todo me quedo con Mallarmé & CIA, resumiendo todo lo dicho con que probablemente así como "una tirada de dados nunca abolirá al azar", la vida nunca abolira a la poesía, intrinseca en ella así como la suerte a los dados.

Felipe said...

Después de este estudio se puede ver en los poetas malditos, en especial a Mallarmé y Rimbaud, que vivieron su poesía en su misma carne y hueso, que al final es su propia autodestrucción lo que les permite ser catalogados como poetas y además mostrarle al mundo por medio del simbolismo sus ideas, pensamientos y sensaciones.

Por no decir que Mallarmé me gustó y sorprendió, como llegó a representar en un solo poema tantas cosas; se puede ver el Logos, el vacío, como se cae en él y que al final es inevitable y todos estamos condenados a intentar abolir el azar, solo que nunca sabremos el resultado de esa tirada de dados que nos da una sola oportunidad, y que en realidad un poema que parece hecho deprisa y sin ninguna estructura, es al final el poema con más sentido que e leído.

Sobre su poesía, me agrado que rompieran con las reglas de ese entonces, e incluso jugar con la frontera de lo real y lo fantástico, que causo todo el movimiento del simbolismo, de la forma en que cada poeta usa su propio estilo en verso libre para representar lo que quiere, dejando de lado el uso de la palabra, todo en un ambiente bohemio, como decir sino excelente.

Otro tema que me gustó fue la actitud de cada uno frente a su vida, a pesar de estarse autodestruyéndose siguieron hasta el final muriendo no como mueren alguien de su talla.

Lo único que puedo decir es que agradezco haberlos conocido y creo que intentare leerlos por mi cuenta.

Felipe Ordóñez.

Pedro Tupper said...

Comenzar un comentario, reflexión, conclusión o lo que sea, sobre lo que hemos venido realizando en clases sobre estos poetas, no deja de ser una tarea bastante complicada. Debido a que creo que para realizar esta faena tenemos que entender o captar aunque sea una mínima parte de lo que Mallarme y su compañía nos quieren transmitir. Personalmente me costo bastante enganchar con este nuevo estilo de poesía, vida, arte y muerte. Estilo que a primera vista me confundió bastante, pero luego con el paso de las clases, el trabajo con el paper y una pequeña reseña biográfica, pude ir interiorizando de manera un poco mas natural y ya no tan inducida por el profesor Julio. En ese sentido me quedo bastante satisfecho.

Comentando un poco lo realizado con el autor que me toco analizar (Rimbaud), me agrado bastante en un principio leer su biografía, en la cual encontré un historia que es a decirlo menos, peculiar. De la cual podemos sacar grandes conclusiones no solo de su obra como poeta maldito, sino de estos como un conjunto. Veo en Rimbaud, a la persona que encarno todo lo que un poco más teóricamente proponen los demás poetas. De alguna manera Rimbaud vendría siendo una especie de “hijo del simbolismo”, al cual le toco vivir, sufrir y morir por el. En fin, Rimbaud nos dejo una obra intensa y extrema, con una vida intensa y extrema. Una obra donde abundan más los espacios en blanco que los rellenos.

De los poetas malditos ya más como un conjunto, es muy difícil dar una opinión muy precisa, pero intentare aproximarme lo más posible. Veo en ellos un grupo de artistas que llevaron su obra al extremo, atándola de manera autodestructiva a su vida. De Mallarme, que se nos presento como una especie de Jefe o padre de una secta un tanto extraña. Su obra nos obliga a rellenar con nuestra mente esos espacios vacíos que nos presenta. Tarea muy complicada de realizar colectivamente debido a la gran cantidad de perspectivas que se pueden tener frente a un mismo tema. También nos mostró una poesía donde la grandeza no recae en la belleza de las palabras, sino en algo que va mucho más allá, que se encuentra mucho más en el fondo. Recae en los espacios en blanco que nosotros mismo debemos rellenar. Nosotros debemos rellenar estos abismos para darle continuidad a las ideas que se encuentran detrás de cada poema. Finalmente y como tantas veces se a dicho; las ideas son la que tienen que rimar. Relacionando un poco a todo este grupo de artistas, creo que todos tienen en común esa pasión llevada al extremo por lo que hacen y su nuevo y excéntrico modo de canalizar sus vidas en obras de arte.

Anonymous said...

“Los poetas Malditos”, Mallarmé y compañía

Cristóbal Vallejos

En este proceso de lectura de estos cuatro poetas franceses, además de la inclusión de Alfred Jiarry, dramaturgo asociado al movimiento referido, obtuve distintas impresiones.
Retuve primero que nada, la posibilidad de las personas de expresar ideas o temas poéticos, sólo por medio de la intención, y esto es lo más importante de todo al momento de escribir, de hacer literatura. Esto me lo explico en que si existe verdaderamente una intencionalidad detrás de la expresión de los poemas (para representar la poesía) el sentido llegara al lector, y me refiero con esto a la posibilidad de no incluir palabras, letras, las que nos llevarán por supuesto al verso. Se pueden usar todo tipo de caracteres que puedan ser representados en papel, o cual sea el medio del poema. Me enseñaron estos tipos que lo que sea que se ponga, se agregue, estructure, forme, determine… un poema, le dará un sentido poderosísimo a la poesía, el Simbolismo. Acá pienso que podemos encontrar distintas formas de creación de un poema:
-Tenemos la alteración de la estructura, la organización de las palabras y párrafos en un poema, para darles un sentido, o tal vez una sensación de fondo al leer el texto. Aquí encontramos “Una tirada de dados”, con la forma del vaivén del barco impresa en los párrafos. Pero en este poema al mismo y para la creación de los vaivenes encontramos espacios en blanco…
-Los espacios en blanco también son una forma de escritura. Descubrí que pueden ser intencionales y de casualidad, pero siempre aportarán al sentido de la escritura, reflejan la idea de fondo. A mi parecer una casualidad recaería en un poeta con suerte, o en un poeta con dotes naturales y poca experiencia, como Rimbaud en sus primeros años, claro que el no usó los espacios en blanco al igual que Mallarmé.
-Siempre tener en cuenta el no confiar plenamente en las palabras, ya que estas son universales, son de todos, en cambio lo que nosotros queremos expresar son sentimientos, emociones… que son propias de cada uno. Las palabras pueden desviarnos de nuestros sentidos en la poesía. Son la manera más común de escribir un texto cualquiera, entre estos, un poema. Pueden reflejar nuestra idea de fondo, pero solo en mera cantidad, lo que nos da una esperanza, una fe de que a alguien le llegará el objeto de fondo que les presentamos, dependiendo de la claridad de nuestra escritura y del razonamiento de los lectores.
Pude comprender que el placer de leer una obra de arte como un buen poema está también en su perfección, en la afinación de todos sus detalles, ya que cada paso llevará a los lectores al sentido final, además de la junta de todos los detalles que genera la impresión final del poema. Esto nos dará un poema nutrido y se acercará claramente a nuestra poesía.
Por último, para terminar si vemos un resumen de las vidas de todos estos poetas siempre tuvieron una forma de vivir muy acorde con su poesía y siempre quisieron expresar todo lo que vivían y experienciaban, llegando en último término a que sus poemas desarrollaran el futuro de sus vidas. Complicado el tema al principio, pero muy interesante y bueno después de darle más vueltas.

Josefina Movillo said...

¿Cómo afectan los poetas malditos la manera de ver el mundo?
Mallarmé y CIA representan para cualquier lector un desafío. No por lo que leemos, sino por lo que NO leemos. No por aquello que está escrito y que dice, con palabras raras y estructuras rebuscadas, sino por esas impresiones, esos sentimientos que impregna en los famosos “espacios vacíos”, y esa musicalidad y ritmo.
Mallarmé y sus seguidores (quién sigue a quién es tema de otro debate…) son la expresión viva del simbolismo y la literatura. Mallarmé, Rimbaud, Verlaine y Baudelaire en la poesía y Jarry en el teatro son cada uno la mejor expresión de la poesía maldita. Viven su vida, como decíamos, literariamente, con todo lo que esto implica. Feliz o infelizmente, están sujetos al destino de transformar su vida en la mayor de las obras, en el mejor de los poemas.
Sé (sin tener que recurrir a google, y puedo decir eso con orgullo…) que son los influenciadotes del modernismo, debido a su esquema anti-esquemas, a su obsesión por romper las tradiciones, lo normal, lo clásico. Tienen una búsqueda interminable por descifrar aquella verdad original, del mundo inmaterial que no se ve contaminado por esta manía de llenar los espacios con palabras que no dicen nada. En vez, dejan los espacios, que lo dicen todo.
Usan el ritmo y la musicalidad, los espacios, los vaivenes, la pata física… todo y nada. No son elementos que se puedan medir, concretos y visibles, son simplemente la manera de decir algo que no se puede decir. Y personalmente, los espacios en blanco de Mallarmé me dicen 2 cosas: el tipo lo sabe todo, o no sabe nada…
Buscan la ambigüedad, la interpretación, el entendimiento desde mí propia experiencia. Los siento como una invitación no sólo hacia la literatura, sino hacia la vida literaria: nos acercan un poco más a este mundo de la intención, del sentido, y nos alejan de las superficialidades.

Y como esto se trata de una composición de opinión, finalizo dando mi opinión: Mallarmé, tan escondido como parecía, nos abrió muchas puertas al mundo de la literatura. Es impresionante lo poco que sabemos con respecto a lo que existe, lo que se ha hecho y escrito y lo que no. Este desafío de cualquier lector está hoy un poco más cerca, es un poco más real, para mí y el curso. No sé si quizá entendí bien los espacios, o si comprendí el “mar tormentoso” en el que se encontraba su poesía, ni la crítica que hacía a la normalidad… solo puedo decir, que quizá,
con un

espacio en blanco
digo
MUCHO
más.

Josefina
Movillo
Matta.
III°B

marianne kohler said...

La experiencia con Mallarmé y sus secuaces.

Mi experiencia con los poetas
malditos fue realmente fascinante.
Fue como si de un día a otro descubriera una gran verdad y creo que me involucre demasiado con ellos hasta el punto de sentirme a veces maldita.

Todo comenzó cuando nos presentaron a estos bohemios-herejes-adictos- malditos poetas. Ya el término “maldito” me fascinaba y luego de ver la bohemia vida que llevaban, los envidie.

No por el exceso de alcohol, drogas y sexo (o quizás si, quien sabe) sino por la causa que conmovía sus vidas; Rimbaud, Verlaine, Baudelaire y Mallarmé se entregaron a la vida como quien se entrega al azar, se entregaron a lo que era su vida: la literatura.

Se tiraron de un barco hacia el vacío con la esperanza en la mano de que algo alguna vez los salvaría. Los envidio por el solo hecho de llegar a cometer excesos por la pasión de escribir y transmitir, encuentro fascinante la entrega, fascinante sus vidas.

Todo es mucho va mucho más allá de lo que a simple vista se puede percibir ya que “ El verso no debe componerse de palabras sino de intenciones.”

Me gustó eso de la ruptura con la estructura clásica y el simbolismo: crear una imagen no ocupando palabras simples y obvias, si no cosas más complejas y diferentes, para poder llevar al autor a una más libre interpretación.

Me tocó hacerme amiga de Baudelaire también conocido como el “ maldito de los malditos” y apenas leí en su biografía que unas de sus ideas era espantar a la burguesía me dividí en dos: me encantaba imaginarme a estos poetas en las calles y las francesas con vestido de repollos tirándoles agua bendita y gritando: ¡ Herejes!, imaginarme a mi haciendo cosas extrañas de los cuales los demás se espantarían, eso de hacer lo que se me diera la gana sin importar lo que pasara pues tenia un pasión que me movía.

Pero a la vez yo me sentía parte de esa burguesía que se espantaba a ver gente muy distinta a uno y a veces sentía que yo era una de esas que tiraba agua bendita. Esa fue mi primera sensación.

Unas de las características de Baudelaire era también la sinestesia: a través de la retórica persuasiva se lleva al lector a involucrarse demasiado con lo que esta leyendo al punto de hacerlo experimentar sensaciones y descripciones dependiendo de la obra del autor.

Hacer que el lector viva lo que el autor escribe. Y es aquí cuando sucedió mi segunda sensación.

Baudelaire adoraba a Satán ya que éste vive con y entre los humanos y representa los pecados, algo que se comete minuto a minuto. Dentro de su gran obra “Las flores del mal” hay un poema o salmo como quieran llamarlo que se llamaba “Letanías a Satán”, lo explicaré: un salmo rogando a Satán que sea el centro de su vida y que lo libere de su miseria.

Cuando nos juntamos con mi grupo, me toco leer la letanía y casualmente estaban todas en circulo alrededor mío como cualquier secta y yo leyendo en voz alta y rogando a Satán, y fue ahí cuando Baudelaire cumplió su propósito: Me hizo sentir por un minuto la líder de una secta satánica, me empezó a dar miedo e ingenuamente creí que de verdad estaba invocando a Satán (alias: el de colita) sentí que leía ese poema como si fuera mi credo de vida y cerré el libro rápidamente.

Nunca pensé que su famosa sinestesia tendría efecto alguno; pero fue todo lo contrario. Y este es Baudelaire, pero luego viene Verlaine con la musicalidad y el sonido, Rimbaud con lo iconico y finalmente Mallarme con los espacios en blanco.

Esos espacios en blanco que significan mucho más que las palabras escritas y que nos llevan a un naufragio intentado descifrar aquellas cosas que están pero no se ven, aquellas palabras insinuadas pero no textuales, eso que nos puede llevar mas allá.

Estuve sentada mirando esos espacios en blancos pero no me revelaron nada, Así que empecé a jugar con la hoja a encontrar palabras claves y mensaje entrelineas.

Así que primero leí solo lo que estaba en mayúscula luego solamente las palabras de la parte izquierda y luego solo las de la parte derecha, luego las minúsculas dejando de lado la mayúsculas y así sucesivamente.

Y es aquí mi tercera experiencia con los malditos: cuando se me abrió el mundo al saber que pueden haber tantos mensajes en uno, me sorprendió esa forma de escribir, esa magia y ese misterio que había, sentí que me tiraba por un barco y tiraba dados por el aire.

Tantas formas de ver las cosas y como nos limitamos a una sola ¿Serán esos los espacios en blancos? No se y no importa como se lea, nada lo abolirá, las palabras no se irán y los espacios no se teñirán, pero el resultado puede ser distinto.

Y fue así como poco a poco fui comprendiendo a estos poetas malditos, todos unidos por el simbolismo, por la vida bohémica, por hacer de la literatura su vida, todo como un gran circulo en que algunos elementos de un autor aparecen en otros, todos con sus diferentes formas de transmitir el mensaje, el mensaje de la sociedad marginada, fuera de los limites, fuera de lo normal, el mensaje de mostrar y experimentar lo diferente en carne propia. Artistas al máximo, sin Dios ni ley.

Anonymous said...

El Simbolismo y LOS POETAS MALDITOS:

Este grupo de peculiares escritores, poetas, simbolistas, nos abrieron las puertas a el mundo de lo no dicho.
Nos mostraros que con palabras no todo esta dicho, que a eso se le debe sumar el movimiento, el ritmo, ese canto tan peculiar del francés y esos famosos espacios en blanco que no nos mostraban nada a simple vista, pero nos mostraban MUCHO si mirábamos con el “corazón”, se podría decir.
Este mundo de poetas, poesías y demás, nos mostró mucho más aún. La vida de estos poetas escondía grandes cosas, y al pasar el tiempo e ir conociendo sus fascinantes historias nos dimos cuenta también que sus vidas eran otra poesía, nacieron, vivieron y murieron por lo que amaban.
Muchos pensarán de que los poetas son personas que escriben y escriben para sus amores imposibles, que todo lo que nos dicen es pura cursilería, bueno yo también pensé así hasta después de leer a nuestro primer poeta, pero cuando llegamos al mundo de los poetas malditos, me di cuenta de que era mucho más complejo que eso, que lo que decían y lo que no, escondía más que las letras, el que las palabras tubieran esa posición y no otra les daba su significado mas puro, que es lo que querían decir.
Creo que eso era lo que buscaban, encontrar la forma de decir la verdad, lo que sentían, lo que pensaban. Es por eso la musicalidad de Rimaud, los espacios de Mallarmé, el sonido en su poesía de Verlain y Baudelaire buscando la palabra exacta para hacer de su poesía una poesía autónoma.
Estos poetas buscaban mostrarnos su mundo, mostrarnos su vida, que era la poesía, la literatura.
Espero que este sea el comienzo para conocerlos, ya que me di el lujo de leer
“UN COUP DE DÉS JAMAIS N’ABOLIRA LE HASARD” en francés, y se notaba esa musicalidad de la que hablamos, del ritmo y me gustó mucho.

La verdad es que no me acuerdo bien de lo que había que subir al blog, pero supuse que era un comentario de nuestra experiencia con los poetas malditos.

Así como dicen ellos:

Srta. Muzzio (1)

Tomás Allende said...

Los poetas malditos
‘Soy alérgico a este planeta’, Jean-Pierre Duprey
La influencia de este grupo de poetas en la literatura, las artes, y me atrevo a decir, en la cultura pop, es innegable. Supongo que por eso, pese a que nadie del curso conocía a alguno, no nos hizo la preguntita de porqué no los conocemos, como había hecho con los anteriores. La importancia de ellos radica, más que en sus propios poemas, en la manera que tuvieron de percibir la escritura, la vida y el mundo en general. Me explico.
A primera vista la tirada de dados de Mallarmé es una condena como muchas otras, pero al meterse en el poema, y al ir frase por frase, uno empieza a ver más que eso. Poco a poco aparece una propuesta muy sencilla, tirar los dados, pese a que nunca abolirá el azar. Para mi esto fue lo más interesante del poema, porque refleja en muchos sentidos la vida de estos poetas malditos, pues viendo la vida de Mallarmé, ¿no sería el hecho de escribir este poema una tirada de dados?
La verdad yo creo que la importancia del poema fue su innovación, algo así como que fue escrito en el lugar y el tiempo correctos. Tal vez por eso Mallarmé es considerado como la figura más importante del simbolismo. Además de la manera en que invita al lector a leer más allá de la escritura, y de la manera en que el poema va evolucionando, el resultado final no me llamó mucho la atención. Pese a todo el análisis, yo todavía me quedo con el título y la frase final, ‘Todo pensamiento es una tirada de dados’ (Si hubiera entendido bien el poema, podría afirmar que me encanta como lo cierra)
Para hablar de un tema relacionado del que de hecho si se, compararé a los poetas con la música, específicamente al que yo investigué, Arthur Rimbaud.
Primero que nada al leer sobre los poetas, hice un paralelo entra la vida de estos y la vida de muchos músicos. Por ejemplo, al ir leyendo sobre el legado de Rimbaud, vi que uno de mis artistas favoritos, Kurt Cobain, se había inspirado en Rimbaud para muchas de sus canciones, al igual Henry Miller (Mi plan de lectura), Jim Morrison, Dylan Thomas y Bob dylan, Pier Paolo Pasolini, Jimmy Hendrix, etc. Ahí se ve claramente como la influencia los poetas decadentes fue afectando a muchos movimientos culturales diferentes, desde el modernismo de Henry Miller al rock psicodélico de The Doors, el movimiento hippie, el nihilismo de los rockeros punk de los 70, y, más recientemente, la proliferación del rock alternativo, específicamente la escena grunge de Seattle (Nirvana) a finales de los 90. Todos estos vivieron la vida de un poeta, todos tenían al simbolismo presente en su obra, y todos murieron (o estuvieron cerca de) al momento en que alcanzaron un peak en su poesía.
Llega a dar miedo, casi como si por el simple hecho de escribir simbólicamente e integrarse por completo a su arte, estuvieran sellando su destino trágico. Quien sabe, tal vez una tirada de dados de verdad no puede abolir el azar, pero, ¿era esa su intención?, yo creo que la intención no es más que tirar los dados, y volver a hacerlo una y otra vez, y dejarlo como legado para las próximas generaciones, para que ellos también puedan tirar los dados. Mi esperanza es que algún día lleguemos a evitar la muerte de los poetas, por las cuales, no se porqué, no dejo de sentirme culpable.

Monse Bao said...

Erm... me empiezo excusando con "Mi computador estaba malooo!" Ruego tomar en cuenta las condiciones (porfis ^-^!)

xoxo

Comenzando la tarea nuestra, o la de los poetas: romper con la mirada tradicional, intentar llegar a un algo no tangible, más bien, sensible. Que los sentimientos no sean obvios, llegar más lejos que lo normal y para eso hay que romper con la estructura de la poesía (y de la sociedad)

Los poetas malditos dan a ver su vaivén de ideas, van, y vienen, y la mitad de esas veces que pasan junto a nosotros podemos lograr agarrarlas y entenderlas. A veces hay que conformarse con eso. ¿O no?

Pues no. Lo que puedo alcanzar a entender es que hay que superarnos, y lograr llegar a un estado más alto. Superar lo físico “la cárcel del alma”, para entendernos mejor.

Y los poetas malditos son los que se encargan de romper con las estructuras que nos atan a lo obvio. ¿Por qué quedarse con esto cuando el mundo es mucho más?

Miedo, a lo desconocido. Y nos lleva a un odio hacia lo que no entendemos. Difícil vivir intentando complacer personas que no pueden ver lo mejor de ti.

Pero los poetas, Baudelaire (en mi caso) logran superar las críticas, y ven el mundo de otra forma. Quien sabe si es lo mejor, pero en la variedad se encuentra la verdad, supongo (espero).

Las “Correspondencias” de Baudelaire logran resumir bien este pensamiento de superar lo terrenal, intentar dejar la palabra atrás para preocuparse del significado. Las “Correspondencias” son imágenes que recibidas con los sentidos, percepción, y también forma enlaces entre sensible y lo espiritual. Y con la percepción damos el primer paso a romper esquemas. Ver más allá de lo obvio.

Simbolismo, la palabra del mes, entenderla es entender a los poetas malditos. Y adentrarnos en lo misterioso del mundo, que pareciera que odiamos, solo porque no lo entendemos. No es ser “maldito” el ver al mundo de otra forma. Y la vida de estos poetas… no soy quien para decidir que tan ‘poco moral’ puedan ser.

En resumen; la vida es más que estar vivo y ver lo que pasa. Es sentirlo y llevarlo a otro nivel de entendimiento.

maría josé salinas ribao said...

disculpe profesorpor la tardanza, pero,ya sabe, "mas vale tarde que nunca"

aquí va mi respuesta...


______________________________
Claramente la manera de ver el mundo de los poetas malditos de ver el mundo, va mas allá de lo cotidiano, podría de decir que son unos “rompedores” de esquemas que dictaban las pautas de escritura y de comportamientos en esa época. No por nada a Baudelaire, lo condenaron por “ir contra las buenas costumbres” y bueno otras cosas también.
Centrándome nuevamente en la pregunta inicial, ¿Cómo afectan los poetas malditos la manera de ver el mundo?, los poetas malditos afectan en su forma de ver el mundo “rompiendo” y siendo “rebeldes”, cada uno quebrando, a su forma las pautas, de una rígida sociedad, centrándome en Baudelaire, por ejemplo, habla de temas ABSOLUTAMENTE prohibidos en esa época, tal como es la presencia de Satán y todo lo relacionado con este, en sus poemas , y aún más osado, los expresa como escritos de textos Bíblicos (sagrados), tal como en su poema “Letanías a Satán”. Otro poeta maldito, Rimbaud, aquel joven genio literario, que a “nuestra edad”, logró sus máximos éxitos en sus poemas, y el muy rebelde deja de escribir luego se fue a África, dejando de escribir, de cierta manera, podría decirse que las palabras no fueron suficientes para “saciar” su necesidad de expresión. De esta manera, van mostrando, su mundo teniendo vidas, que salen de lo normal, expresando lo que ven y sienten hacia la sociedad y más que eso, hacia la humanidad, y a los límites que le ponen lo físico.
Por supuesto, y que no se me olvide hablar sobre el “dueño” de la “compañía”, Mallarmé, que podríamos decir que es el genio, que impone todo esto del simbolismo, en la historia, creando un antes y un después, él y sus espacios en blanco que son mucho, pero, mucho más importante, que lo que se encuentra escrito, ya que te va dando el compás que se debe ir siguiendo al momento de leer, y algunas pistas que nos ayudan a comprender que quiere decir, algo que en un principio, parece algo totalmente indescifrable, y complicado, puesto a la cantidad de interpretaciones que se le pueden dar a sus versos, la ambigüedad de estos.
Estos poetas, nos muestran que “el vacío no está vacío” y que no todo es lo que parece, hay que investigar un poco más a fondo lo que el TODO (forma en que esta escrito, palabras empleadas, espacios, etc) nos quiere decir.
Estos “poetas malditos”, que rompen con lo físico, llevándonos a fuera de lo visible en sus versos, nos muestran un mundo que no se ve a simple vista, y que no es expresable con los términos que conocemos, por eso son malditos, no nos permiten comprender su mundo con una simple mirada

__________________________________

María José

valentina hurtado said...

jajaja mari, rescatable imagen la de los repollos

Josefina L. said...

Para empezar voy a pedir partiendo perdón al tiro, no por lo tarde (en verdad a quien le importa el tiempo?) si no por lo imprecisas (o de una: incorrectas) que puedan llegar a ser algunas de las cosas que digo, ya que (y aunque paso un poco de tiempo) me acuerdo que se nos pidió que lo que escribiéramos en este comentario final saliera 100% de nosotros, no de google (y como no tuve Internet tanto tiempo, me gusto).
Ahora vamos a lo de nosotros. Simbolismo, orfismo, Mallarmé y Cia (a quienes algunos se refirieron como ‘los que viven en el mismo barrio’ o un comentario que escuché en una clase con el profesor Julio: ‘si R., B., y V. vivían en el mismo barrio de M. (paréntesis dentro del paréntesis: me gusta eso de poner solo la primera letra) entonces J. sería su vecino de pieza). En un comienzo, bueno antes de en un comienzo, cuando leí por primera vez, sola, las primeras dos páginas (porque no me dio para más) de Una tirada de dados… pensé que esta si que nos quedaba grande. Grande tanto en la forma como en el fondo. Pero, y para mi sorpresa el poema resulto ser, aunque difícil, finalmente descifrable. Y la verdad es que hablamos tanto del poema en clases, y (aunque no he leído el resto de los comentarios) como supongo que en por lo menos uno va a salir lo que dijimos (y por lo tanto lo que quedo por decir) de este. Por eso salto a lo siguiente.
La segunda etapa: escribir y compartir el tan emblemático paper. La verdad es que para mi siguió siendo un ensayo, así que ahí no hubo aprendizaje. Pero al estar escribiendo el documento ese, nos metimos en algo mucho más profundo de lo que esperaba. Ejemplo: incluso al llamarse Orfismo, jamás relacione el nombre de esta tendencia a Orfeo. Y me re-encontré con una historia preciosa. Y al hacer la comparación se me aclaró que es lo que pretenden estos poetas, porque las palabras les cortan lo que ellos quieren expresar, y, por consiguiente, porque necesitan buscar otras opciones. De los otros puedo decir que aprendí poco, pero algo. Del que más aprendí y que ni el nombre me había sonado antes (porque V., B., y R. son un poco más conocidos) fue Jarry. Y realmente valió la pena. En algún momento que encuentre apropiado voy a buscar más de la patafísica en Internet. Me pareció que es algo sobre lo cual vale la pena aprender algo más, aunque sea solo para ver hasta que punto llegan algunos y recordarme que los límites me los pongo yo misma, nadie más.
Finalmente quiero sacarme algo que me quedó dando vueltas: eso de vivir literariamente.
Después de haber leído las biografías de los poetas malditos se comentó que su vida había sido una vida literaria. Y realmente no se si concuerdo con eso. Sus vidas se vieron reflejadas en sus obras, si. Sus vidas fueron caóticas e intensas y sus obras fueron brillantes, también. Pero significa eso que sus vidas hayan sido vidas literarias? Y que pasa entonces con Mallarmé? Su obra también fue extraordinaria (y me siento capaz de decir eso apenas conociendo un fragmento de ella) y a el no le dispararon, no fue un genio a los 18 años y por cierto no terminó contrabandeando armas en alguna parte. Pero el fue profesor (uno muy controversial por cierto, parece que tenía problemas con los padres de los alumnos de los colegios en que enseñaba) y enseñaba para poder sobrevivir. Era una persona como tú o yo (más como tu por la parte de ser profesor), quien amaba la literatura y vivió una vida por y para escribir. O eso es lo que recuerdo de su vida, por eso el perdón iba adelantado.
Cariños.

Ui puse preview y quedo un poco denso el comentario. Mis papás siempre se quejan de eso cuando les hago leer los trabajos, parece que me acelero un poco y no puedo separar bien las ideas. Bueno, es un poco más de trabajo en la cabeza, pero estoy segura que va a ser casi insignificante para usted jajaja.

Anonymous said...

Rimbaud tendrá razón siempre, aun cuando fue su vida la que no se la quiso dar